Flooxer Now » Actualidad

#FILTERDROP

Se acabaron los filtros: Inglaterra prohíbe usarlos a los influencers de belleza

El Reino Unido aprueba una ley para evitar la publicidad engañosa, que sienta un precedente importante en la red social más posturera. ¿Podría pasar aquí?

Cuidado con los filtros

Photo by Jakob Owens on Unsplash Cuidado con los filtros

Publicidad

Hablar de filtros en Instagram es como hablar de azúcar en las tartas de chocolate. Red social y modificaciones artificiales han sido motivo de muchísimos debates, el último protagonizado por una supermodelo de Victoria's Secret, pero tocado muchas veces por influencers de casi todos los países.

"No exijamos medidas perfectas a los demás si luego queremos concienciar sobre la salud mental", decía Paula Gonu haciendo una pequeña trampa en uno de sus post. "Es insignificante y quizás no lo veis a la primera", dice acompañando a dos imágenes aparentemente idénticas, pero no. "Pensamos que la gente se retoca solo cuando lo vemos claro y la foto se deforma y la cosa es que a veces hay retoques que ni veríamos... ".

Es un ejemplo de retoque que quiere evitar la Advertising Standards Authority (ASA), el organismo regulador de la publicidad en Gran Bretaña y que acaba de aprobar una norma especialmente dirigida a grandes cuentas dentro de la plataforma.

Si una publicación está mínimamente relacionada con productos de belleza, el observatorio de esa institución recomienda a las marcas, 'influencers' y famosos que "no apliquen filtros a las fotos que promocionen productos de belleza si es probable que dichos filtros exageren el efecto de los que el producto es capaz de lograr; incluso si se hace referencia al nombre del filtro en la historia de Instagram".

Todo ha surgido a partir de una iniciativa particular que inició la usuaria Sasha Louise Pallari, una maquilladora y "modelo curvy" según su bio. Bajo el hashtag #FilterDrop se propuso como objetivo luchar contra la publicidad engañosa.

"Hace seis meses hablé con la ASA sobre el daño de estos filtros, ya que sentí que era necesario que hubiera pautas más estrictas sobre cómo se promocionan los cosméticos. El fallo a favor gracias a la campaña es un gran avance. Hay muchas cosas importantes que deben cambiarse y esta era una", explicó en sus redes sociales. Es una medida, por cierto, que no se aplica a usuarios particulares.

La regulación en España no es tan tajante, pero cuando un contenido va patrocinado, la Asociación Española de Anunciantes obliga (desde el pasado 1 de enero) a que el dato vaya claramente indicado en la publicación. Algo que se le escapó a Marina Yers el otro día...

Publicidad