Flooxer Now » Actualidad

"Su corazón no aguantó"

Dmitriy Stuzhuk, el influencer negacionista de 33 años que ha muerto por coronavirus

El ucraniano aconsejaba a sus seguidores sobre cómo llevar una vida sana pero era también conocido por rechazar la existencia del COVID-19. En su último post de Instagram cambió de idea.

Publicidad

La relación del mundo influencer con el coronavirus ha tenido sus más y sus menos. Con la inmensa mayoría de celebridades recomendando tomar precauciones frente a la peligrosa pandemia, de vez en cuando aparece gente que da el cante por su opinión contraria a la enfermedad.

Dmitry Stuzhuk era uno de ellos. Siendo una celebridad en su Ucrania natal, acumula más de un millón de seguidores en Instagram, desde donde compartía su lujosa vida de viajes y coches caros al mismo tiempo que negaba que el COVID-19 fuera una amenaza para la humanidad.

"Me desperté en mitad de la noche con la garganta hinchada y dificultades para respirar, además de un ligero dolor de estómago", explicaba Dmitry como primeros síntomas. Durante la pandemia, insistía a menudo que todo era "una exageración", pero una prueba médica y ocho días en el hospital le hicieron cambiar de opinión.

"Como sabéis por mis publicaciones, estaba seguro de que no existía el COVID, pero era algo relativo. Cuando enfermé me di cuenta que no era ninguna broma, es algo muy duro de pasar", explicaba junto a una fotos donde se le veía entubado pero, según él, "mejorando y estable".

"Nadie me contó lo mal que están los hospitales en Ucrania, con pacientes por los pasillos y sin comida", aseguraba sorprendido desde su casa, donde le recomendaron seguir el tratamiento. Pero tras cuatro días en su domicilio, su salud empeoró y fue trasladado de urgencia al hospital.

"Su estado es muy grave, y no podemos hacer nada más por él ahora mismo", anunciaba su exmujer Sofía Stuzhuk en redes, con la que tuvo tres hijos y que le acompañó en sus últimos momentos. Ella también es influencer, y tiene cinco millones de seguidores en Instagram.

Al día siguiente de su ingreso en el hospital, su exmarido perdía la vida. "Su corazón no aguantó", fue el simple mensaje del anuncio, aunque le siguió otra publicación donde le daba las gracias por "haberle enseñado tanto" y por "haber tenido tres hijos maravillosos".

También se lamentaba por el hecho de que fuera negacionista y no siguiese las recomendaciones que las autoridades y ella misma le aconsejaron. Los comentarios especulan que eso podría haber causado su distanciamiento hace seis meses, cuando se divorciaron: "Ojalá me hubieras hecho caso".

Publicidad