Nadie puede negar a día de hoy que Rosalía se ha ganado su fama mundial a base de duro trabajo y talento natural. Con 'El Mal Querer' convertido ya en un clásico moderno, la catalana está de nuevo en territorio norteamericano para seguir expandiendo su palabra a golpe de tra-trá.

Como siempre muy activa en redes sociales, ayer mismo subía una imagen a Instagram donde se la veía tranquilamente desayunando en Austin (Texas), ciudad a la que había ido a dar un concierto. La foto podría ser una portada de disco, porque la cantante posa en un lugar idóneo (la terraza de un hotelazo), con un desayuno multicolor y ella está estupenda con su look años setenta mientras lee la prensa. Ya lo decíamos hace unas semanas: más flow no existe.

Pero lo que está leyendo no es un periódico cualquiera: "Mira mamá, hoy salgo en el New York Times", decía en catalán la artista. Se refiere a una portada del New York Times, prestigioso periódico que le ha dedicado un extenso (y muy cuidado) reportaje. Un honor a la altura de muy pocos.

Hoy volvía a actualizar su perfil en la red social con un post en el que se la ve rodeada de corazoncitos, aureolas y ositos angelicales. ¿La razón? Que está en Los Angeles para seguir con su gira. En las stories compartía vídeos cortos de su llegada a Hollywood, mientras comía y con un poco de postureo frente al espejo de su habitación de hotel.

Es evidente que Rosalía está contenta por visitar la ciudad californiana, ya que comparte nombre con su álbum debut. Reconocido por muchos medios como el mejor disco español de 2017, 'Los ángeles' también fue la primera vez que estuvo nominada para un Grammy.

Dos años después mírala, con reportajes en el New York Times y dando conciertos en estadios norteamericanos. Ya tiene el mundo a sus pies, ahora solo queda conquistarlo.