¡Ya queda menos, azquerozo! Es lo que me repito todos los días delante del espejo para llevar mejor eso de estar encerrada, y si me seguís en Instagram habréis visto que yo de aburrirme poco. A ver, un poco sí me aburro, pero me acuerdo de que estáis muy necesitados de consejos de belleza y salgo al rescate.

Hoy me he tomado como modelo a la pequeña de las Kardashian, Kylie, que se ha forrado pero bien vendiendo su imagen de mira qué mona soy y todo el estilo que tengo. Aunque su monerías y sus labios te parezcan inalcanzables, no lo son para nada. Dale al triangulito del play en el vídeo de aquí arriba y en un minuto y 47 segundos te cuento cómo se hace. Te lo juro.

Y no me digas que no tienes un minuto y 47 segundos libres porque no te creo. Luego bien que te pasas las horas ahí, mirando redes y buscando cosas que hacer. Si otra vez te pasa eso, pásate tú por uno de mis directos y ya verás como nos reímos. ¡Azquerozo!