Decir que el K-pop es un fenómeno musical imparable es lo mismo que decir que el sol sale por el Este. Es evidente que esta relativamente nueva forma de entender un género artístico ha llegado para quedarse, y está siendo la referencia para muchos artistas que quieren abrirse paso.

Pero, según muchos puristas, para pertenecer al K-pop no basta con imitarlo: hay que tener en cuenta unas cuantas normas y seguir unos patrones muy estrictos, que no todo el mundo es capaz de cumplir. Y quizá por eso KAACHI está recibiendo muchas dosis de 'hate' online.

 

Se trata de un grupo de tendencia claramente coreana que se define a sí mismo como "la primera banda femenina K-pop europea en debutar desde Reino Unido". Formada en 2020 (aunque preparándose desde hace meses), "KAACHI lo integran Nicole, Chunseo, Dani y Coco", y presentan "el viaje de simples aficionadas con muchos sueños y aspiraciones a convertirse en artistas K-pop".

Se da el hecho de que dos de sus miembros son españolas, otra británica y la última coreana, y que fueron reclutadas al parecer durante un evento de dance covers a finales de 2019. Su afición por el género es indudable, pero lo que muchos fans cuestionan son sus raíces y su compromiso.

Para empezar, su nombre juega (no sabemos si a propósito) un poco con el idioma: Kaachi significa "valor" y "juntos" en coreano, pero sus vídeos son en inglés y siempre se presentan con la frase "It's KAACHI !" y suena muy parecido a a palabra japonesa 'Utsukushí' (美しい), que significa "hermoso". Un malentendido y una casualidad sin más, probablemente, pero que no ha pasado desapercibido para los frikis de los idiomas.

 

Su primer tema, acompañado de videoclip, se ha estrenado con éxito de visitas pero quizá no tanto de opiniones. Lleva la impresionante cifra de 3,5 millones de visualizaciones en solo cinco días, algo que no alcanzan algunos grupos top del género, y sin embargo han puesto en privado los likes y no se puede comentar, probablemente por la mala prensa que ha corrido sobre ellas en redes.

Parte del odio que muchos exhiben hacia KAACHI viene de un vídeo donde ridiculizaban a Jennie de BLACKPINK, por el que hasta tuvieron que pedir disculpas en su Twitter oficial, y otro momento en el que Chunseo dijo, presuntamente, que ella sería la próxima Hwasa, la queridísima integrante de MAMAMOO.

 

El odio hacia el cuarteto recién formado es tan grande que su discográfica ya ha tenido que tomar cartas en el asunto. Frontrow Records anunció (en un tuit ya borrado) medidas legales contra la "difamación, acoso y amenazas" que dice están sufriendo sus integrantes, sin duda una mala noticia para un grupo que solo quería cumplir un sueño.

Monica Lee, productora de la banda, también salió a dar explicaciones sobre los falsos rumores que acechan a KAACHI en un vídeo que puedes encontrar debajo de estas líneas y que está subtitulado al castellano.

 

Mientras las aguas se calman, Coco, Nicole, Dani y Chunseo siguen esperando para mostrar sus habilidades a nivel internacional, mezclando ritmos hip-hop, europeos y la influencia K-pop que las ha hecho más o menos famosas. Si dejan atrás las polémicas y el éxito les acompaña solo el tiempo lo dirá.