¿Qué hay mejor que una cara maquillada? Una cara maquillada, pero que no parezca que lo está, ¡que parezca todo belleza natural!

Millie Bobby Brown tiene muy presente esta máxima, y lo mejor es que no ha dudado en compartir sus trucos para que tú también consigas estar siempre tan divina como ella:

¿Y cómo ha hecho esto Millie Bobby Brown? Pues a través de un vídeo para que quede más claro que el agua, échale un vistazo y ahora te comentamos todos los pasos que ella te enseña:

 

Vale, ella utiliza productos de una marca cosmética en concreto, pero puedes obtener los mismos resultados con productos similares de cualquier marca. ¿Qué es lo que debes tener en cuenta? ¡Estos pasos!

1.- La piel:

Perfeccionar la piel será tu gran objetivo en este maquillaje, eso sí, nada de maquillajes cubrientes. Es mejor que utilices uno de textura ligera, poca cobertura y más líquido. Eso sí, si tienes mucho granito, en esos puntos no dudes en echarte un poco de corrector antes. ¡Así desaparecerán perfectamente!

2.- Ojeras:

Entre semana nos salen por ir a clase, y durante el fin de semana aparecen por salir de fiesta, ¡así somos! El caso es que el círculo morado alrededor del ojo que nos hace parece un oso panda no desaparece por arte de magia, ¡así que hay que camuflarlo! Lo mejor es utilizar un corrector, de alta cobertura, en esta zona y en otras que tengas imperfecciones. Millie lo hace también en la nariz. Ojo, ten cuidado al elegir la tonalidad de éste, si tu ojera es morada, tira por un tono más anaranjado, y si es más roja, por uno más verde. El caso es siempre neutralizar tu color natural de ojera.

3.- Las cejas:

Aunque a veces no se les presta mucha atención, las cejas son una de las partes más importantes del rostro, ¡y de ellas depende que un maquillaje quede normalito y sobresaliente! Aunque ahora muchas celebrities recurren a la técnica del microblading, realmente puedes simularla con un buen producto que las rellene, como hace Millie. No te olvides de alargarla hasta donde acaba tu ojo, ya que una ceja corta hará que tu mirada pierda fuerza. Y, como en el punto anterior, preocúpate de corregir tus cejas con el color adecuado. Si eres tirando a rubia, un topo; y si eres más morena, un tono más marrón. Pero nunca uses un negro. ¡Te hará una mirada muy dura!

4.- Los labios y las mejillas:

Para ir a clase, solo quedan dos pequeños toques más: un labial y un buen colorete. El colorete aplícalo encima del pómulo, tirando hacia la sien e insistiendo posteriormente en la zona del pómulo para que quede bien marcado. Y para los labios, opta por un gloss natural que te aporte hidratación y que te haga sentir cómoda toda la jornada a la vez que guapa. ¡Mételo en la mochila para repasarlo siempre que haga falta! ;)