"Me explotó la cabeza", "Ya no me fío de nada ni de nadie", "Tuve que leer los comentarios para entender la imagen" y otras miles de reacciones rodean a la ilusión óptica más sorprendente de las últimas semanas. Lleva circulando desde finales de enero y varias personas se disputan la autoría de la foto, pero con la repercusión que ha alcanzado es muy difícil localizar el epicentro.

El terremoto ha tenido una réplica con el retuit de ElRubius, que ha potenciado una llamita viral que estaba a punto de apagarse. Casi 14 millones de seguidores son un altavoz importante para llevar la pregunta de la imagen mucho más allá: ¿qué demonios es lo que se ve en esta imagen?

 

En un primer momento lo que parece es que estamos frente a un animal de Chernobyl o alrededores, una extraña mutación que mezcla cabeza de ternero con cuerpo canino. Y los más conspiranoicos ven hasta un alienígena. Pero ElRubius quiere mantener la intriga y rechaza la idea de un usuario para ver la imagen clara: "Hacer eso (tapar una oreja) es ilegalísimo".

Porque basta tapar una de las protuberancias inferiores de la foto para verlo mucho más claro: es un perro en postura juguetona con la cabeza torcida, probablemente buscando que le rasquen la tripa. Es todavía más fácil de ver si le das la vuelta a la pantalla, pero claro, no tiene tanta gracia.

 

Es una más de las comentadas ilusiones ópticas que te dejan patidifuso, uno de los contenidos más virales de Twitter. Y claro, los memes relacionados, comentarios agudos y las imágenes manipuladas florecen con la misma fuerza que la impresión causada por la foto originale...