Flooxer Now » LOL

"Romper el hielo" a lo bestia

Tinder salva la vida de una excursionista perdida

Todavía quedan románticos que saben "romper el hielo" de maneras espectaculares. La app de ligues marca un nuevo hito al salvar la vida de una viajera que se vio sorprendida y atrapada por una ventisca en Noruega.

Tinder

Getty Tinder

Publicidad

Hay primeras citas que marcan una relación para siempre. Historias de amor, decepciones, sorpresas, risas y, por qué no, salvamentos. Es lo que le ha sucedido a Lonia Häger, una chica alemana apasionada del kite surfing (eso de hacer surf con cometas) y que parece una gran artista de las piruetas sobre la tabla.

Pero a menos que vivas en el trópico, el clima no te permite pasar el año subiéndote a olas de manera amistosa, por lo que en invierno busca en la nieve lo que no le puede dar el mar. Sobre su snowboard y con una alta tolerancia al frío, hace unas semanas se embarcó en un viaje que la llevó por varias naciones europeas en busca del Cabo Norte.

Se trata de un paraje bellísimo en la zona más septentrional de Noruega, conocido por las auroras boreales y el durísimo clima que hay gran parte del año.

Lonia confesaba en un post de Instagram que había merecido la pena pasar tanto frío por ver un paisaje único, sin saber que el regreso a su refugio iba a complicarse por el clima. "Mi compañero de viaje Phil y yo íbamos conduciendo asustados por el mal estado de la carretera", confiesa Lonia. Al ver que el temporal empeoraba, decidieron parar y pedir ayuda, pero no tenían cobertura telefónica, solo internet.

"Phil tuvo la extraña pero genial idea de que me creara una cuenta de Tinder. Literalmente cinco minutos más tarde tenía un match con Stian Lauluten, y otros cinco minutos después llegaba con su bulldozer para sacarnos del hielo". Éxito apabullante en una primera cita, y más teniendo en cuenta que el tío, no lo olvidemos, se presentó no con un descapotable, una moto molona, sino con un BULLDOZER de ocho toneladas. ¿Cuándo te ha pasado a ti eso, a ver?

'Por el interés te quiero Andrés' que diría el refranero, pero aunque no hubiera romance entre Lonia y Stian, hubo algo más importante: la salvó mínimo de una hipotermia. "Nuestro héroe nos abrió camino hasta un parking y allí nos puso neumáticos con pinchos (no había mecánicos en 200 kilómetros a la redonda)".

El noruego se ha convertido en una celebridad en su pueblo, y si bien Lonia ya estaba comprometida, quizá ahora que lo conocen en medio mundo encuentra el amor verdadero. Anécdota para contar ya tiene, y una forma incomparable de romper el hielo (guiño-guiño).

Publicidad