MAD COOL 2022

Metallica triunfan y Twenty One Pilots sorprenden en el regreso del Mad Cool

70.000 personas abarrotan el recinto del Mad Cool para ver a Metallica y Twenty One Pilots en una primera jornada del festival en la que todo funcionó a la perfección.

El cantante y guitarrista de Metallica, James Hetfield

El cantante y guitarrista de Metallica, James Hetfield EFE/Kiko Huesca

Publicidad

Finalmente la música ha vuelto por todo lo alto al Mad Cool en su quinta edición, tras dos años de parón por la pandemia, y lo ha hecho llena de energía con los épicos conciertazos de Metallica y Twenty One Pilots ante 70.000 personas.

Muchos estábamos a la espera de ver como salía todo en el regreso del festival y nos llevamos una grata sorpresa. El cartel de esta edición del Mad Cool es soberbio pero siempre con un festival de estas dimensiones tienes que tener en cuenta todo lo que rodea a la música y que puede hacer que la experiencia sea buena o mala.

No hubo largas colas en la entrada al festival, recargar las pulseras fue algo fácil y rápido, había fuentes en varios puntos del recinto y también numerosas barras en la que gente no tardaba más de 5 minutos en conseguir una cerveza, incluso en mitad del concierto de Metallica.

Tampoco me encontré con ningún tipo de cola en las zonas de baños, cuando quise acercarme a la zona de comidas a cenar algo tarde muy poco en que me atendieran y además te dejan la opción de llevarte tu propio bocadillo desde casa.

Por señalar algún detalle negativo se me hace extraño que estando en un festival en España en las barras sólo tengas cerveza y no exista la opción de pedirte un vino, kalimotxo o tinto de verano.

También apuntar que aunque yo pude volver a casa en un tiempo razonable usando el autobús lanzadera que llevaba a Plaza de Castilla, muchos de los asistentes tuvieron una experiencia diferente esperando durante demasiado tiempo a conseguir un taxi, cabify o uber.

Placebo teloneros de Metallica

Llegamos al festival bajo el sol veraniego mientras Wolf Alice empezaba a calentar a las primeros asistentes desde el escenario dos, que tiene un sonido excelente. Después nos decantamos por dar una vuelta por el recinto y escuchar parte del concierto de Thrice, un grupo de post-hardcore americano en lugar de Yungblod que cantaba en el escenario principal.

En Placebo nos colocamos a la derecha de la torre de sonido con vistas a poder encontrar luego buen sitio en Metallica. La energía fue subiendo conforme avanzaba el concierto que cerro con el público coreando ‘Special K’, ‘The Bitter End’, ‘Infra-red’ y la sorprendente versión de ‘Running Up That Hill’ de Kate Bush que está conquistando a todo el mundo gracias a Stranger Things.

Metallica triunfan ante un público entregado

Pusieron 'It's a Long Way to the Top (If You Wanna Rock 'n' Roll)' y 'The Ecstasy of Gold' como introducción a un conciertazo de dos horas en el que Metallica demostraron su buen estado de forma y su gran conexión con la "Metallica Family" que no dudaba en gritar 'hey' en cada momento que podían.

Un setlist redondo y compacto en el que el grupo repasaba algunos de los grandes temas de sus diez discos de estudio. Sonaron con contundencia desde algunas de las primeras canciones del grupo como 'Whiplash' y 'Seek And Destroy' hasta la más reciente 'Moth Into The Flame'. Hasta se atrevieron a tocar una canción de 'St.Anger', su disco maldito, preguntando a la gente si nos gustaba o no antes de lanzarse con 'Dirty Window'.

Aunque sin duda las canciones más coreadas fueron 'Enter Sandman', 'For Whom The Bell Tolls', 'Sad But True', 'Nothing Else Matters' y su versión del clásico irlandés 'Whisky In The Jar', que popularizó en los setenta Thin Lizzy.

Un concierto ganador ejecutado con oficio y sin riesgos. Triunfaron ante un público entregado a base de llamaradas, fuegos artificiales y temazos atemporales diseñados para gritar y agitar la cabeza. Me sorprendió el buen estado de forma de Lars Ulrich, James Hetfield, Kirk Hammet y Robert Trujillo a los que la edad y las juergas parecen no haberles pasado demasiada factura.

El cierre de noche fue perfecto con 'One'y 'Master Of Puppets', no se puede pedir más. La única pega que le pondría al concierto, y este es un consejo para todos los que vais al festival, es que hay algunas zonas frente al escenario principal en la que si estás lo suficientemente alejado de las torres de sonido y hace viento se pierde parte de la potencia.

¿Metallica teloneros de Twenty One Pilots?

"Muchas gracias a Metallica por abrir para nosotros", dijo Tyler Joseph en un momento del conciertazo de Twenty One Pilots y yo me lo llegué a plantear.

"A diferencia de Metallica no tenemos fuegos artificiales porque son muy caros, pero esperemos que no hagan falta", aseguró en otro momento y vaya si no hicieron falta.

El concierto de Twenty One Pilots fue una absoluta locura llena de cambios de ritmo, parkour, versiones inesperadas, momentos discoteca en que ponian a todo el festival a saltar y temazos épicos que todos coreabamos.

Tyler Joseph estaba por todas partes rapeando, cantando, tocando el piano, saltando encima del piano, tocando la guitarra, el bajo o corriendo por entre la gente hasta subir a lo alto de la torre de sonido.

Abrieron con 'Heathens' con la que pusieron a la gente en pie desde el minuto uno. Sorprendieron versionando 'Bennie and The Jets' de Elton John y después sentandose en formato acústico alrededor de una hoguera para seguir sorprendiendo con más versiones de gentes como Elvis Presley, The Temptations, Edward Sharpe y Neil Young entre otros.

Pero el concierto se hizo inmenso en la segunda mitad gracias a temazos como 'Jumpsuit', 'Heavydirtysoul', 'Ride', 'Shy Away', 'Stressed Out' y 'Trees', con la que se despidieron.

No conocía al grupo en profundidad más allá de algunas de sus canciones más famosas y me llevé una sorpresa mayúscula. Montan uno de los mejores shows que recuerdo a base de buen rollo, implicar al público y hacer locuras como subirse encima de la gente para tocar la batería.

Metallica me encantaron porque soy fan del grupo, porque tocaron muy bien y porque me sabía los canciones pero fue un concierto previsible y correcto sin embargo Twenty One Pilots me parecieron diferentes, originales y por eso me conquistaron.

Antena 3 » Música » Festivales

Publicidad