¿CENSURA O AVANCE?

China obligará a sus influencers a demostrar que están cualificados para hacer contenido divulgativo

En un mundo globalizado donde se lanzan informaciones a cada segundo, es importante que lo que se cuente tenga fundamento.

Influencer.

Influencer. drobotdean / Freepik

Publicidad

Durante los últimos años, el aumento del número de creadores de contenido en todo el mundo ha sido más que notable. No solo eso, sino que también han demostrado que muchas de las cosas que dicen tienen una gran influencia en su público. En China han querido poner freno a estas situaciones y no van a dejar que los influencers hablen de temas complejos, a no ser que tengan el conocimiento suficiente para ello. El área que más les preocupa es la medicina, sobre todo tras lo ocurrido durante la pandemia.

Exigen, como mínimo, tener un título universitario que acredite que sabes de lo que hablas. Esta medida se dirige en especial a aquellos que crean contenido para empresas y que son muy populares en China (es decir, un Ibai o un Auronplay). Durante estas semanas se han censurado a tres grandes creadores de contenido (de unos 60 millones de seguidores) por no adecuarse a su código de conducta.

Estas medidas, que constan de 18 puntos, están dirigidas a frenar la popularidad de los influencers en la sociedad digital. Entre los puntos más destacados se encuentran la prohibición a los menores de 16 años de ver streaming a partir de las 22:00h.

Otra de las medidas se centra en evitar lanzar mensajes o actitudes que sean perjudiciales para el Gobierno de China, y cualquier comentario que pudiera difamar a la cultura china también será censurado. Si esto ocurriese en España, sería una noticia más que trágica, con lo que nos gusta reírnos de nosotros mismos…

Tras la espantada de muchos youtubers a Andorra, el debate estaba servido: ¿pagaban muchos impuestos, o es que ganaban mucho dinero y por eso pagaban muchos impuestos? Desde el Gobierno chino se ha establecido que los streamers no pueden presumir de grandes lujos, y ha fijado también un tope de beneficio económico diario.

Estas medidas se suman a otras ya existentes, para así garantizar que no se puedan divulgar noticias falsas, desprestigiar al Gobierno y, lo más importante, aumentar la seguridad de los ciudadanos. Para evitar afirmaciones sin una base contrastada, es necesario luchar contra la desinformación. ¡Y si no que se lo digan a Marina Yers y al agua que deshidrata!

Antena 3 » Noticias

Publicidad