Flooxer Now » Noticias

@NORCOREANO

El conflicto de la calle Génova

Resumen del conflicto en el Partido Popular: Ayuso acusa a Casado de voyeur y Casado acusa a Ayuso de pepera.

El presidente del PP, Pablo Casado junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso

EFE/Nacho Gallego El presidente del PP, Pablo Casado junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso

Publicidad

Cuando la OTAN parecía relajarse un poco con el conflicto ucraniano, Ayuso decide poner sus tanques apuntando hacia la calle Génova y Joe Biden asegura tener información confidencial de que el ataque podría producirse en cualquier momento. Podríamos pensar que por tamaño, el PP nacional tiene algo de ventaja en el conflicto, pero estamos hablando del PP madrileño, la organización política con más calle del mundo.

Un partido que ha tenido huídas de la policía (Esperanza Aguirre), robos de supermercados (Cristina Cifuentes), homicidios (Carromero), problemas con las autoridades por conducir bajo los efectos del alcohol (Miguel Ángel Rodríguez).

España es un país con cierta propensión al enfrentamiento, un país que tuvo una guerra civil y luego dentro de esa guerra civil se produjo otra guerra civil en uno de los bandos entre comunistas y anarquistas y trostkistas. Un país destinado a que cada individuo termine formando su propio bando. Ayuso tiene en su contra que la acusan de corrupción y eso, siendo del PP, es como si acusan a Wynona Rider de robar chicles o a Maradona de dóping.

Casado tiene en la suya que no le sale nada y que es el líder con menos autoridad desde el Tata Martino. En resumen: Ayuso acusa a Casado de voyeur y Casado acusa a Ayuso de pepera. A estas alturas, esto es el Juego del Calamar: sólo puede quedar uno.

La lógica diría que es Ayuso la que tiene todas las papeletas para quedar fuera. Que no se preocupe que ya está demostrado que se puede hacer una vida de altura fuera de la política como locutor/a de un pódcast.

Publicidad