Flooxer Now » Para ti

GRANDES PREGUNTAS

El origen del significado de “España” y otros países

Al igual que los planetas, los países no han recibido su nombre por puro azar. ¿Conocías cuál es la etimología de todos estos?

Publicidad

El lenguaje humano ha ido evolucionando a lo largo de los miles de años que llevamos los seres humanos poblando la Tierra y las palabras, aunque se crea a veces que son totalmente azarosas, no lo son, también han evolucionado. En el caso de los nombres de los países, al igual que el de los planetas, cómo los designamos tampoco es cuestión de casualidad.

España era conocida antiguamente como Hispania. Este nombre evolucionó etimológicamente hasta la palabra que conocemos hoy en día, pero el origen de Hispania se remonta a la época de los fenicios. Su significado es “tierra de conejos” debido a que los mercantes fenicios encontraron una gran cantidad de estos animales cuando desembarcaron en las costas de nuestro país.

Portugal, nuestro país vecino en la península, tampoco fue siempre Portugal. El latín dio nombre a este país y lo llamó Portus Cale, que traducido significa “Puerto Cálido” y que fue derivando hasta el nombre actual.

Nuestro otro vecino, Francia, proviene de una palabra alemana antigua: Frank. Esta palabra significa “feroz y así fue como bautizaron a este territorio una coalición de tribus germánicas.

Italia, que hoy se considera la cuna del arte y la historia en Europa, tuvo un nombre bien distinto al que hoy tiene. Antiguamente se la conocía como Vitulis y si se traduce descubriremos que significa “hijos del toro”.

Como estos, otros muchos países más basan su nombre en palabras antiguas que hacen alusión a características de su terreno o de las gentes que lo poblaban, pero para remontarnos a una época tan antigua como la vikinga viajamos hasta Noruega. Este país era conocido como Nordr (norðr), que significa “camino del norte” en alusión a una popular ruta del pueblo vikingo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Palabras que utilizas diariamente pero que fuera de España te pueden llevar a un malentendido

Publicidad