Las redes sociales se han convertido en una plataforma idónea para conocer a gente nueva y, por lo tanto, en una oportunidad para ligar. Pero, ¿qué te vamos a contar que no sepas ya?

Seguro que te pasas horas muertas deslizando historias en Instagram. Puede que hasta uno de tus hobbies sea actualizar constantemente la app para comprobar si tu crush ha subido nuevas stories… A estas alturas no te vamos a contar cómo ligar en Instagram, pero ¿sabes qué es el 'Instagrandstanding'? Y lo mejor de todo, ¿eres consciente de que lo practicas?

El 'Instagrandstanding' no es otra cosa que las indirectas (en ocasiones muy directas) de toda la vida. Pongámonos en situación: te acuerdas de la personas que te gusta pero tu orgullo te impide hacer algo tan fácil (y a veces aburrido) como escribirle directamente, así que te haces el interesante y esperas a que sea la otra persona la que tome la iniciativa. Hay veces que la espera se hace eterna, así que ¿cómo podemos acelerarla? Pues con algo tan fácil como con una historia de Instagram para llamar su atención.

Preparas el arsenal y disparas esa bala que lleva escrita su nombre. Pueden ser las típicas stories con frases intensitas, las de fotos muriéndote de aburrimiento al estudiar, una pose de lo más sugerente con una canción potente o simplemente el fotograma de una película. Las indirectas pueden ser más o menos directas pero siempre deben cumplir una misma condición: queda terminantemente prohíbido mencionar a nuestro crush ya que debe parecer que nuestro mensaje no iba dirigido a él y que se ha dado por aludido por sí sólo.

Sin embargo, el 'Instagrandstanding' tiene distintos grados de victoria: desde una simple reacción rápida de Instagram, a un “jajaja” hasta un comentario más elaborado que demuestre que nuestra presa ha picado el anzuelo que le hemos lanzado para poder iniciar la deseada conversación como si surgiera de forma espontánea.

Si como canta Rosalía, has subido 15 stories y no los ve, asume la derrota y pasa a otra cosa.