Flooxer Now » Tips

LAS MUJERES HAN HABLADO

¿Cómo hacer un cunnilingus perfecto?

No existe la fórmula perfecta pero le hemos preguntado a 50 mujeres para que nos cuenten cómo les gusta que les coman la papaya y hacernos una idea general.

Publicidad

Las mujeres han hablado. Por fin vamos a poder resolver ese misterio que parece que se esconde más que el santo grial: cómo hacer un cunnilingus perfecto. Para tratar este tema nos hemos puesto muy serios y hemos realizado un formulario en el que han participado 50 mujeres de entre 21 y 31 años para que nos expliquen cómo les gusta que les coman la papaya.

El placer femenino resulta todavía, a día de hoy, un tema tabú. A pesar de que a las mujeres se nos sexualiza constantemente se nos pregunta muy poco, o nada, qué es lo que nos gusta o nos deja de gustar a la hora de mantener relaciones sexuales. Y son varios lo factores que influyen sobre esto: la falta de educación sexual, tener el porno como referencia y el coitocentrismo, es decir, contar sólo como sexo el clásico 'mete-saca'.

Aunque cada vez se va hablando y teniendo más en cuenta el placer femenino. Un hecho que ha ayudado mucho a que se abra el debate ha sido el lanzamiento al mercado del ya archiconocido succionador de clítoris. Un juguete sexual que ha triunfado precisamente por prestar atención a esta parte de la vulva, que se encarga de generar el placer femenino, y provocar orgasmos casi instantáneos.

Las mujeres han hablado | Dainis Graveris en Unsplash

Las mujeres también tenemos que luchar por el feminismo en la cama, es decir, por conseguir la igualdad de condiciones a la hora de ponernos a darle al tema. Por suerte, en las relaciones heterosexuales, cada vez más hombres son conscientes de ello y se preocupan por que sus parejas disfruten.

A pesar de que 'el cunnilingus' sea un nombre masculino, las mujeres somos, al fin y al cabo, las únicas que podemos y debemos decir si nos gusta o no que nos estimulen la vulva con la boca. De esta encuesta hemos sacado en claro que no existe la fórmula perfecta, ya que cada mujer es un mundo y le gustan unas cosas diferentes pero que a la mayoría, al 96%, les gusta que su pareja sexual baje al 'downton' como cantaría Anitta.

FRECUENCIA

Al 45.8% de las mujeres se lo hacen cuando a ellas les apetece y se lo comunican a su pareja. El 35.4% disfrutan del cunnilingus siempre que mantienen relaciones sexuales. Aunque depende también del morbo que le de a su pareja, la ocasión o si va a haber penetración y la mujer no está muy lubricada. El 59.2% de las chicas se siente obligada a 'devolvérselo' a su pareja sexual dependiendo de la situación.

PROTECCIÓN

El 69.4% no toma precauciones al considerar que no les hace falta por tratarse siempre de su pareja habitual. El 22.4% no considera necesario ningún método de protección en esta práctica frente al 8.2% que aseguran utilizar siempre barreras de látex.

Siempre que se mantiene sexo oral hay que utilizar preservativo o barreras de látex. Estas son poco conocidas y consisten en unos cuadraditos que actúan como barrera y protegen de posibles infecciones y ETS. Si no se tiene a mano se puede cortar un preservativo por ambos extremos y luego por un lateral para obtener un rectángulo.

POSTURAS

La postura más frecuente es en la que la mujer se encuentra acostada mientras que su pareja sexual 'baja' hasta la 'zona cero'. Aunque otras posturas que se mencionan como recomendadas por las mujeres que han participado en la encuesta para esta práctica de sexo oral son el 69, a cuatro patas, sentada encima de su cara, el misionero pero con las piernas levantadas e incluso de pie.

ORGASMOS

Suena a proverbio chino pero el orgasmo no es la meta, lo importante es disfrutar por el camino. El 34,7% de las encuestadas llega siempre que se lo practican al orgasmo frente al 22,4% que no lo consiguen nunca. El resto llegan o no dependiendo del 'mood' en el que se encuentren (el 26,5%) o de cómo se lo hagan (el 16.3%).

El 67,3% no necesita para llegar la estimulación de otras zonas erógenas pero reconocen que hacerlo no viene mal frente al 22,4 % que necesitan estimular los pezones sí o sí para llegar al clímax. El resto, 10,2% que no necesitan que les toquen, por ejemplo, los pezones para llegar al orgasmo durante el cunnilingus.

Suave primero, intenso después | Charles Deluvio en Unsplash

LA COMUNICACIÓN

El 42,9% de las mujeres que han participado creen firmemente en que la comunicación es fundamental a la hora de que les coman la papaya y prefieren darles indicaciones siempre a su pareja sexual y el 14.3% lo hace porque prefiere marcar el ritmo aunque su pareja sepa hacerlo.

El 22.4% no se comunican con su compañero porque consideran que ya le ha pillado el truco a eso de lamer. Sin embargo, el 20.4% no lo hacen porque les da vergüenza.

DEPILACIÓN ¿SÍ O NO?

¿Influye la depilación de la zona púbica en el sexo oral? ¿Se depilan las mujeres para conseguir que sus parejas bajen? Esta era la duda que queríamos esclarecer con esta pregunta. Para empezar, depilarse el vello púbico es una decisión que nos corresponde a nosotras. El porno ha normalizado las vulvas sin pelo aunque los ginecólogos recomiendan dejar, al menos, un poco de vello ya que este actúa como barrera y favorece la protección de posibles infecciones.

Depilación ¿sí o no? | Billie en Unsplash

Aun así el 27.1% de las mujeres se depilan este área porque no les gusta verse con pelo frente al 62.5% de las encuestadas que no se depilan y su pareja les realiza esta práctica oral sin problemas. Tan sólo el 10.4% confiesan que su pareja no se lo hace a no ser que se hayan quitado todo el vello.

La menstruación tampoco es un problema para el 42.9% de las chicas, que realizan esta práctica de sexo oral si les apetece aunque tengan la regla.

SEXO ORAL DESPUÉS DE PERDER LA 'VIRGINIDAD'

El 59.2% de las mujeres que han participado reconocen que su primer contacto con el sexo fue la masturbación (realizada por su pareja sexual) o la penetración, pero que en ningún momento se les practicó el sexo oral hasta después de haber perdido la 'virginidad'.

QUÉ NOS GUSTA

Los cambios de ritmo y de intensidad (lento al principio con movimientos circulares de lengua y más rápido después), succionar un poquito (aunque depende de la mujer). Lamer los labios mayores y menores así como explorar otras como el área perianal o el ano. Utilizar la lengua por completo y no solo la punta. Que se introduzcan también los dedos en la vagina al mismo tiempo, incluso se puede probar a meter un dedo en el ano. Los besos y la estimulación de otras zonas erógenas también son un plus.

QUÉ NO NOS GUSTA

Que se claven los dientes, los mordiscos (aunque depende de la mujer), que se centren solo en una zona como el clítoris o pensar que este es un timbre al que presionar todo el rato, que se confunda 'intensidad' con hacer daño, pensar que por ir más rápido se llegará al orgasmo antes.

LAS MUJERES HABLAN:

Estas son los testimonios de algunas de las mujeres encuestadas: ¿Qué les hubiera gustado saber antes de que les hicieran un cunnilingus por primera vez?

  • "Lo mucho que se disfruta y, en mi caso, llego mucho antes al orgasmo y lubrico más".
  • "Me hubiera gustado saber que muchos clichés son mentira, como que da asco si hay pelo, que huele/sabe mal, etc".
  • "Cuando era más joven me obsesionaba con los pelos y por el olor, ahora ya entiendo que son cosas naturales, obviamente es muy importante la higiene, yendo limpia todo vale".
  • "Que no a todas nos gusta ni necesitamos lo mismo para llegar"
  • "Que podía llegar a ser tan placentero y que hay muchas zonas de placer que no sabía"
  • "Todas las zonas erógenas que existen en la zona perineal"
  • "Me hubiera gustado descubrirlo antes. La idea de "perder la virginidad" está tan desactualizada que no se incluye el sexo oral como parte de ello, incluso es algo que se descubre al tiempo. CRASO ERROR. ¡Que vivan los buenos cunnilingus!

Publicidad