Flooxer Now » Tips

ALQUILERES

Esto es lo que debes hacer si tu casero no quiere devolverte la fianza

No debería suceder, pero en ocasiones, a pesar de haber sido inquilinos responsables el casero se niega a devolver todo el depósito, ¿qué vías tienes para recuperar el dinero?

Publicidad

Entregar una fianza a la hora de alquilar una vivienda tiene como objeto asegurar la reserva y proteger tanto al arrendador como al arrendatario. Es decir, es una especie de garantía que se acuerda entre ambas partes para formalizar el proceso. Por tanto, cuando el contrato finaliza, es lógico que queramos recuperar el dinero. Pero, ¿qué opciones tienes de conseguirlo si tu casero se niega?

La fianza se entrega como una especie de garantía y ésta se deposita en el organismo de la Comunidad Autónoma en cuestión. La ley estipula que el propietario de la vivienda puede reclamar este dinero si el arrendatario ha incumplido una o varias cláusulas del contrato de alquiler.

Hay que tener en cuenta también que hay que haber sido un arrendatario responsable y cuidadoso. Si dejamos la vivienda hecha un asco o con numerosos desperfectos es normal que parte de ese dinero no volvamos a verlo, ya que si causas daños, te vas antes de tiempo o incumples cualquier otra obligación contractual, el casero puede usar la fianza para cubrir los gastos pertinentes.

Sin embargo, si este no es el caso, no te dejes engañar. Es verdad que debemos entregar el piso tal y como lo encontramos a la hora de firmar el contrato, pero a veces resulta complicado demostrar que el piso ya estaba en malas condiciones.

En primer lugar, debemos diferenciar entre uso indebido y desgaste, ya que no es lo mismo que una mascota haya maltratado el mobiliario que se haya roto la lavadora por el uso normal del inmueble.

En segundo lugar, debes intentar la vía pacífica y negociar la situación de manera amistosa con tu arrendador. En caso de que siga en sus trece, debes avisarle mediante un medio oficial como por ejemplo un burofax, para advertirle de que vas a reclamar la fianza.

Si el propietario sigue sin dar una respuesta, habrá que optar por la vía legal. En este caso deberíamos demostrar ante un tribunal cómo estaba la vivienda, cuál fue su uso, si se avisó de algunos problemas y las fotografías de cómo se devolvió.

Por todo ello, te recomendamos que hagas fotografías propias de la vivienda nada más hayas entrado y cuando dejes la propiedad. De esta manera, podrás demostrar cómo estaban las cosas antes y después para evitar que se intenten quedar con la fianza de manera injustificada.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Gastos iniciales que tienes que pagar al alquilar un piso

Publicidad