Flooxer Now » Tips

EXPLORA TU CUERPO

¿Mi vulva es normal?

¿Crees que la vulva y la vagina son lo mismo? Los genitales femeninos suelen ser los grandes desconocidos, por este motivo, tanto si eres chica como chico, es hora de acabar con la desinformación. Coge un espejito y ¡a explorar!

Publicidad

Durante la adolescencia nos sometemos a muchos cambios físicos y hormonales: aparece el vello corporal, nos salen granos, en el caso de las mujeres se desarrollan las mamas, y un largo etcétera.

En esta etapa nos surgen dudas sobre nuestro cuerpo y sobre nosotros mismos. Es un tiempo en el que nos rayamos mucho, incluso llegando a pensar que somos los únicos que estamos pasando por eso y sintiendo vergüenza, cuando el resto de nuestros amigos se encuentra en la misma situación. En definitiva, es un tiempo para explorarnos y conocernos.

La vulva de la mujer y su vagina, son los grandes desconocidos de la anatomía femenina y es que solemos confundir los conceptos y pensar que son lo mismo. La vulva es el conjunto de todos los órganos genitales femeninos, por lo que la vagina es tan sólo una parte más de la vulva.

Del pecho se tiene un poco más de conocimiento, ya que es más visible, y se fomenta su autoexploración para prevenir el cáncer de mama. Aun así, todavía quedan chicas que se preguntan por qué tienen un pecho más grande que otro y pueden llegar a sentirse acomplejadas por ello.

A lo largo de la historia se ha hablado mucho sobre los genitales masculinos dejando de lado los femeninos más allá de su función reproductiva. ¿Y cuál es la solución para reconciliarnos con nuestras vulvas? Pues hacer uso del truco del espejito. Igual que te pasas horas delante del espejo (o de la cámara delantera del móvil) mirándote y comprobando cada milímetro de tu cuerpo, coge un espejo y revisa tus partes íntimas.

Cada cuerpo es diferente. De la misma forma que hay chicas más altas que otras o con más o menos pecho, las vulvas también son distintas. Así que no deberías preocuparte de si tu vulva es normal o no, ya que existe un amplio abanico de tipos. La cuenta de Instagram The Vulva Gallery, se encarga de mostrar algunos de los tipos que existen: con los labios menores más visibles, con pelo o sin pelo, de tonos más rosados o más oscuros, más anchas o más cerradas…

Por suerte, cada vez son más las chicas que están acabando con este desconocimiento. Una de ellas es la artista Miranda Makaroff, cuyas pinturas representan libremente, sin prejuicios ni tapujos, el cuerpo de la mujer y su sexualidad. De hecho, tiene hasta una exposición en la que te invita a introducirte en su vagina.

Estas son las partes de la vulva a grandes rasgos:

Monte de Venus: es la parte de carne que se encuentra sobre la vulva y que forma un triangulito que puede estar lleno de pelo o no (si lo depilamos).

Labios vaginales:

Existen dos tipos de labios vaginales: los labios externos y los labios internos. Mientras que los externos son los pliegues de piel que suelen estar recubiertos de vello, los internos (o menores) se encuentran dentro de los externos y empiezan en el clítoris y terminan debajo de la abertura vaginal. Estos pueden cambiar de color con la edad. Además, los externos pueden ser más grandes que los internos o viceversa.

Clítoris: es el encargado de proporcionarnos placer sexual y donde se coloca el famosísimo satisfiyer. Hasta hace poco se creía que su única función era la de dar placer, pero un estudio reciente le atribuye un importante papel reproductivo (tener orgasmos favorece la fecundación).

El glande del clítoris se encuentra en la parte superior de la vulva (justo cuando termina el monte de Venus y nacen los labios internos) y puede estar cubierto por su capuchón o expuesto. Pero esto es sólo su parte visible. El clítoris tiene un tamaño aproximado de unos nueve centímetros y rodea internamente a la vagina con sus brazos y bulbos.

Orificio uretral: es el conducto que conecta con la vejiga y el agujerito por el que

expulsamos la orina.

Abertura de la vagina: debajo del orificio uretral podemos encontrar la vagina, que es la entrada al cérvix y el útero. Este es el agujerito por el que se menstrua, se introducen los tampones, las copas vaginales, los penes (o los juguetes sexuales) y por donde los niños vienen al mundo.

Publicidad