¿PERO USTED QUIÉN ES?

Natalia Lozano y el drama con Dulceida: "Seré una repudiada pero estaba impresionante"

Cachondeo en redes por la historia de una influencer que reclamó a la reina del sector acudir a la premiere de su documental ('Dulceida al Desnudo'), recibió una invitación y resultó no ser todo lo VIP que esperaba. Tragedia en tres actos, y resumida en este artículo con la mejor intención.

Dulceida, prota de un documental

Dulceida, prota de un documental Premios Ídolo

Publicidad

Tenemos que empezar este artículo diciendo que entendemos perfectamente a Natalia Lozano y el "drama" que ha pasado en una alfombra roja que no llegó a pisar en condiciones. Cuando a principios de año nos invitaron a los premios Ídolo de Dulceida, nos emperifollamos como para pasar por la entrada de los VIP, pero la llegada al teatro nos devolvió a la triste realidad: "tenéis que pasar por la otra puerta". Lejos de los focos, como los casi espontáneos que éramos...

Es exactamente lo mismo que le ha pasado a Natalia, quien se enteró de la premier de 'Dulceida al Desnudo' (Amazon Prime) en Madrid y decidió que ella tenía que estar allí. Reclamó su entrada, la recibió, se puso monísima y tiró hacia el photocall. A diferencia de quien esto escribe, 650.000 seguidores atestiguan que no es una random cualquiera, y aun así fueron insuficientes como para tener un trato de altos vuelos.

Los miembros de seguridad le dijeron que "no estaba en la lista", que su entrada era como la del resto de mortales, lo contó en sus redes y entonces se armó una buena. Memes y frases del tipo "pero usted quién es" (mítico Diario de Patricia), y explicaciones de Natalia contando su tragedia. Muchas explicaciones.

"Hay algunas personas que siguen sin entender el por qué de mi drama", explica en extensísimas stories. "No me creo mejor que nadie, es solo referente al ámbito laboral", donde deja caer que sí es mejor que algunos, vaya, por la misma publicación de ese punto de vista. "Es una queja como si a cualquiera de vosotros en vuestro curro os hubiesen hecho un desprecio y es importante para vosotros". Bueno, no sé si hay situaciones equivalentes en otras profesiones que no sean las de influencer, pero es una opinión, claro.

"No soy una niñata con ínfulas de nada", dice en respuesta a los -numerosos- comentarios que apuntaban en esa dirección, y defiende que "su personaje" es un "proyecto en el que lleva muchísimo invertido: dinero, tiempo, salud mental, ilusiones, decepciones y de todo". Lo que viene a ser la vida, seas influencer o autobusero.

"He hablado con Aída y ella me ha dado sus motivos; no llegamos a nada claro", dice como continuación de la historia por la que "no puedo ignorar que me sentí dolida". ¿Exceso de ego? "No lo sé, pero jamás en ningún evento me había sentado apartada de los demás" [traducción: se sentó entre el público] "y sentí la necesidad de darme la importancia que merezco" [traducción: no la invitaron a la fiesta de después].

Al parecer, la ansiedad que le provocó el asunto necesitó de la ayuda de su psicólogo "en una sesión de de emergencia", y felizmente para ella obtuvo "herramientas para afrontar sentimientos y pensamientos" peligrosos. "Al menos me hice una foto que Dios bendito, porque seré una repudiada pero estaba impresionante", concluye y añade un "lo dicho". Moraleja: la peli cambia completamente dependiendo de dónde te sientes, y esto es así.

Antena 3 » Viral

Publicidad