UNA ODISEA

Se traga un cepillo de dientes y se convierte en la última sensación de TikTok

Una joven vasca tuvo un accidente de lo más peculiar con un cepillo de dientes que por suerte acabó un simple susto y una visita a urgencias. Se ha hecho extremadamente viral al contarlo en un tiktok que ya va camino de los 100 mil likes y por el siempre será conocida como "la chica del cepillo".

Publicidad

Cualquiera que conozca a algún sanitario que trabaje en en el servicio de Urgencias de algún hospital sabrá que tienen muchas historias que contar. Todos los días, montones de personas pasan por allí por razones de todo tipo, desde las más mundanas hasta las más graves. Pero sin duda las que se convierten buenas anécdotas que contar entre amigos resultan ser las más divertidas y disparatadas.

Los médicos de Urgencias del hospital de Galdakao, municipio de Bizkaia, se quedaron con la boca abierta cuando, recientemente, una joven local entró por la puerta diciendo que se había tragado un cepillo de dientes. Así lo ha contado ella misma a través de su cuenta de TikTok, red en la que ya es toda una celebridad.

Todo comenzó cuando Haizea Ibarretxe (@haizeaibarretxe_) subió a TikTok un vídeo corto en la que se la veía tumbada en una camilla de hospital junto al texto: "POV: no ser capaz de tragarte las pastillas y terminar tragándote un cepillo de dientes".

Como es lógico, ante lo completamente surrealista de esa afirmación, la gente se lanzó a hacer preguntas, por lo que se vio en la obligación de dedicar un nuevo vídeo de más de 3 minutos a contar toda la historia con pelos y señales; un tiktok que ya supera los 90 mil likes.

"Bueno como muchísimos me estáis preguntando como ha acabado esto aquí, pues os lo voy a explicar para que no penséis que estoy un poco loca", comienza diciendo a cámara Haizea mientras enseña un cepillo de dientes dentro de una bolsa de plástico y se señala la garganta.

"Pues vayamos por partes: todo empezó porque estaba comiendo jamón, pero no jamón serrano, no, jamón de pavo", especifica. Y continúa: "Estaba comiendo unas lonchas entonces comí una loncha y se me quedó atascado. Me estaba ahogando, o sea, que no podía respirar".

"La situación es que mis padres estaban trabajando, menos mi padre, que estaba en otra habitación. Por no ir hasta allí, preferí ir al baño y pues intentar sacarme el trozo de jamón como podía", sigue relatando.

Entonces es cuando entra en escena el famoso objeto: "Al ver que el trozo de jamón no salía y que me iba a ahogar, cogí lo primero que pillé, que en este caso era este cepillo. Cogí el cepillo y entonces intenté metérmelo pues para sacar el jamón".

Adelantándose a los comentarios que ha recibido en su tiktok viral, Haizea aprovecha para aclarar que ella misma es consciente de lo disparatado de su solución. "Que sí, que sé que no tendría que haber hecho eso, pero bueno, es que estaba desesperada, ¿vale?", se lamenta.

La cuestión es, como dice a continuación, que "haciendo eso en ningún momento iba a pensar que iba a llegar a tragarme el cepillo". Pero así fue, y llegó un punto en el que solo llegaba a sobresalir la punta, la cual intentó agarrar sin éxito.

"¿Entonces qué pasó? Que se me metió, que se me succionó, entonces se me quedó así", explica mientras recrea el recorrido que hizo el cepillo por su esófago hasta quedarse de manera vertical a la altura de su pecho.

Como comenta a continuación, resulta que su padre no podía conducir y su madre estaba trabajando, así que tuvo que esperar a que llegara a casa para que la llevase a Urgencias. Cuando por fin llegaron allí y explicó lo que le acababa de pasar, todos alucinaron y finalmente le hicieron unas radiografías en las que, en efecto, se veía el cepillo.

Por suerte, después hacer la digestión durante tres horas en la sala de espera junto a su madre y su novio, fue atendida sin complicaciones. Pues nada, me sedaron, estuve 40 minutos y me desperté con esto pegado en el cabecero de la cama como si fuese un trofeo", comenta refiriéndose al cepillo de dientes.

"No lo intentéis en casa, ya sabéis", dice al final de su tiktok antes de mostrar un par de fotos que le hicieron en la camilla del hospital después de la operación en las que se la ve sonriente junto al famoso cepillo.

Entre los casi 1500 comentarios que tiene la publicación hay muchos usuarios quienes la están pidiendo que enseñe la radiografía y otros se han quedado con más preguntas que respuestas, ya que cuesta creer que, afortunadamente, la chica pudiera respirar con un cepillo metido en la garganta.

"Estoy alucinando. No puedo imaginar el agobio que debiste sentir. Me alegro de que todo haya quedado en una anécdota increíble" y "Me ha dado dolor de estómago, de garganta, de cabeza, de todo solo imaginándomelo" es lo que dicen algunos de los comentarios con más likes.

Flooxer Now» Viral

Publicidad