Lo peor de los celos es que hacen que tanto el que los sufre como la otra persona de la pareja, lo pasarán realmente mal por estos sentimientos de desconfianza. ¿Eres celoso? Pues te damos unos trucos para que trabajes en ello y te deshagas de esos fantasmas que solo te harán daño.

1.- Aparta de tu mente el pensamiento de carencia

La mente es una máquina perfecta, y aquello que piensas deriva en aquello que sientes. Grábate esta frase a fuego porque de ella podrás deducir que si cambias tus pensamientos, ¡podrás cambiar tus sentimientos! Ya sean en el terreno de los celos o de cualquier otro, con que cambies tu modo de pensar, cambiarás tu modo de sentir.

Y en el caso de los celos en concreto, los pensamientos de carencia e inseguridad en ti mismo son probablemente los que te metan en esa espiral que no te deja salir en la que continuamente piensas que te van a engañar y se van a ir con otra persona mejor porque tú no eres suficiente. Sí lo eres, ¡solo tienes que interiorizarlo!

2.- Cambia el chip: lo bueno a atrae lo bueno

Si piensas cosas buenas, pasan cosas buenas. Seguro que te lo han dicho en más de una ocasión. Bien, pues con esto funciona igual, no puedes estar todo el día pensando que van a pegártela y machacando a tu pareja con estos fantasmas de tu cabeza porque si no, al final, puede que ocurra de verdad. Porque tener una pareja que desconfía de ti también es muy dañino para la otra persona.

Hazte una pregunta, ¿tú le serías infiel? Si la respuesta es sí, no le quieres, ahí la raíz de tu problema e inseguridad. Y si la respuesta es no, piensa que lo que tú no harías él tampoco tiene por qué hacértelo a ti. A todos nos ocurre en algún momento esta situación de inseguridad, mira cómo lo superó la ahora youtuber Amarna Miller:

 

3.- Aprende a quererte

Aprender que por ti mismo tu vales mucho, que no necesitas a nadie a tu lado si no te suma, que eres autosuficiente y que te mereces a alguien que esté a tu altura son los pilares básicos que debes grabar a sangre y fuego en tu cabecita. Una vez los tengas, descubrirás que nadie con estas características te sería infiel, porque eso significaría perderte, ¡y nadie quiere quedarse sin una joya como tú!

4.- Comenta la situación con amigos

Comenta a tus mejores colegas cómo te sientes y el porqué. Explícales situaciones concretas que te han hecho llegar hasta aquí. Así ellos te dirán de una manera objetiva si tienes razón en pensar en infidelidades o no. Y ojo, si te dicen que entienden que te sientas inseguro… quizá estés ante una relación tóxica que te convenga dejar.

5.- Si no mejoras, busca ayuda externa

Ir a un terapeuta y contarle estos sentimientos te puede ayudar muchísimo. Y al contrario de ser de cobardes, ¡buscar ayuda cuando se necesita es de valientes! Dale una vuelta en tu cabeza y piensa si te vendría bien ;)