Flooxer Now » Actualidad

Momento delicado

J Balvin y su último episodio de ansiedad: "Soy frágil y muy vulnerable"

Aunque está en un pico de popularidad y reconocimiento profesional, no todo son colores vivos en el día a día del cantante colombiano.

J Balvin, una estrella también en Fortnite

Epic Games J Balvin, una estrella también en Fortnite

Publicidad

Ser una estrella planetaria de la música como J Balvin tiene muchísimas cosas positivas, evidentemente: romper Fortnite con un concierto, que youtubers de la talla de TheGrefg quieran conocerte aunque sea de manera virtual, colaborar con Rosalía en un tema que ha triturado récords, tener una línea de ropa basada en tu imagen...

Pero ningún éxito profesional te quita el peligro de sufrir momentos de bajón. El cantante colombiano se ha confesado a menudo en entrevistas como una persona muy sensible, y está ahora mismo atravesando un momento amargo a nivel emocional.

"Aunque se vea de color muchas veces está oscuro por dentro", avisaba hace una semana con una foto en Instagram donde se le ve cabizbajo. "Pido por la salud mental de todos los que la necesitamos, la ansiedad y la depresión son una realidad, no tengan miedo a aceptarla y buscar ayuda profesional, sé lo que se siente, lo vivo y entiendo a quienes lo padecen".

Sus 45 millones de seguidores encendieron las alarmas entonces mostrándole todo su apoyo, y así ha seguido siendo en los últimos días. Balvin ha aparecido en conciertos virtuales, ha presentado una colaboración con Justin Bieber y se ha retratado en su ajetreado día a día en Los Angeles, lejos de su refugio en Colombia.

Ese ajetreo ya fue el desencadenante en 2019 para animarle a buscar ayuda profesional a la hora de afrontar ataques de ansiedad y depresión, dos problemas que han vuelto tristemente a su vida. A través de las stories de la misma red social que tan a menudo actualizaba, se ha confesado a sus seguidores.

"Sé que he estado perdido de las redes, pero me hice unas pruebas y otra vez me tocó la ansiedad y un poco de depresión", dice evidentemente afectado. "No me gusta actuar, no me gusta estar fingiendo la felicidad, que todo está perfecto, porque soy un ser humano como cualquier otro. También soy frágil y muy vulnerable, posiblemente más que muchos de ustedes".

El vídeo lo despedía con una promesa de que volverá a ser el de siempre "cuando pase la tormenta", algo que esperamos suceda dentro de muy poco. Y no somos los únicos.

Publicidad