No te descubrimos la rueda si te decimos que las costumbres en cada país son muy distintas. Hay lugares donde se madruga un montón, otros donde cenan a las 6 de la tarde o culturas en las que sonreír abiertamente no está bien visto. Y las particularidades de cada territorio, como es hasta cierto punto normal, se reflejan en las redes sociales. Precisamente por eso TikTok está de actualidad.

El rincón musical poblado por millones de videoclips cortos ha actualizado sus términos de servicio, de manera que cierto tipo de contenido estará vigilado o directamente prohibido en algunos países. Concretamente, los que muestren demasiada carne, aquellos que se muestren críticos con personalidades de varios ámbitos o, agárrate, aquellos que se puedan interpretar como defensa de la libertad sexual. Con que dos personas del mismo sexo salgan cogidos de la mano, los moderadores de la red social en algunas partes del mundo tienen derecho a eliminar el videoclip. ¿Perdona? (Léase indignado)

TikTok 1_643x397 | Economía Digital

Sería conveniente destacar que TikTok es quizá la plataforma menos reivindicativa de las redes sociales, y de largo. Muy poca gente la utiliza para otra cosa que no sea cantar y bailar, pero los dueños de la compañía están preparados para censurar (así de claro) si los clips se salen demasiado de las costumbres del país donde se suben.

En China, por ejemplo, las cláusulas para subir vídeos impiden hacer contenido relacionado con el Tíbet, una zona que lleva décadas luchando por su independencia. En otros países de moral estricta, las normas prohíben que las chicas enseñen demasiado escote, que se vean partes de nalgas o incluso que aparezcan compresas durante más de unos segundos. Y si sales bebiendo alcohol, olvídate de tu cuenta.

Estos cambios no son nuevos, de hecho desde el pasado mayo llevan activos, pero el periódico inglés The Guardian ha estudiado en los últimos días estos términos de servicio en países como Turquía, China o Jordania. De hecho avisa a los posibles viajeros de las dificultades que tendrán para actualizar sus cuentas desde allí si el contenido no cumple los requisitos anunciados. Toma ya.

El descubrimiento del periódico coincide con una campaña institucional del gobierno de las Islas Baleares que busca concienciar sobre la violencia machista desde TikTok. Una iniciativa que, por desgracia, no se podrá replicar en algunos otros países que también sufren este problema.