Basta un vistazo a las redes de Marta Díaz para darse cuenta de que, como diría Paula Gonu, es una Persona Guapa. La joven youtuber sale genial en las fotos y vive en parte de su imagen, lo que unido a su simpatía frente a las cámaras le ha ganado un hueco en la esfera influencer española. Aunque no todo es tan bonito como parece, según ella.

Ayer utilizó su webcam una vez más como terapia, todo para confesar que tiene un complejo muy gordo: el acné. "Mi yo de hace un año no se creería que estaría contando esto abiertamente ahora", comienza el vídeo que como de costumbre sube en sábado. Y es una declaración de intenciones donde por un lado se muestra perpleja por el hecho de que le salgan granos teniendo 18 años, y por otro quiere ayudar a personas con el mismo problema de autoestima.

 

Díaz admite que el problema le suponía tantos quebraderos de cabeza que llegó a aplicarse filtros en las fotos de Instagram, si bien en los vídeos de YouTube no tenía nada que hacer. "Ahí no hay filtros", así que a veces se las ingeniaba para coger ángulos muy cerrados desde los que no se veía parte de su cabeza. Porque donde más se notaba el acné era en la frente. En la red de fotos, directamente recortaba esa parte o se ponía un gorrito.

La más extrañada por este problemilla era ella, porque desde la adolescencia ("cuando normalmente salen esas cosas") había tenido una piel "privilegiada", dice. Y para demostrarlo, unas fotos con 16 y 17 donde se la ve muy bien en cutis. El acné apareció hace poco, y al principio le causó mucha inseguridad, porque según ella siempre se había cuidado la piel con cremas y potingues.

"¿Por qué a mí, que tanto me cuido?", dice en un momento, para después darle la vuelta a la tortilla: "Os animo a que si lo sufrís, lo toméis como algo natural, algo que pasa". Trauma superado, quizá gracias a su exposición mediática (le cayeron algunos comentarios maliciosos por los granos que tenía cuando acudió a la boda de Sergio Ramos), y con eso en la casilla de objetivos cumplidos, por qué no transmitirlo como un mensaje positivo. Así es Marta.