Las primeras citas son difíciles: estamos nerviosos, dedicamos mucho tiempo a pensar cómo irá y no sabemos muy bien cómo actuar, ¡a todos nos ha pasado! Sin embargo, es importante tener muy claro de qué cosas no podemos hablar. ¿Sabes los temas que están prohibidos en una primera cita? ¡Te los contamos!

- Hablar de sus ideas políticas. Todo el mundo es libre de pensar lo que quiera pero –quizás y solo quizás- no es una buena idea hablar de política estando en una primera cita. Porque es posible que coincidáis en ideas pero es posible que no, y te estarás cerrando la puerta para conocer a una persona que puede ser interesante a pesar de que piense diferente a ti.

- Buscar la perfección. Habrás elegido el modelito en 10 minutos o en media hora pero lo importante es ir cómodo a la cita y no estar pendiente de si se me mueve esto o si se me descoloca aquello. Si el pelo está así o ‘asá’. Estar cómodo en una cita te ayudará a poder hablar de cualquier cosa y no centrar tu atención en lo que no es importante.

¿Y si quisieras escapar de una cita? | Getty

- Mentir, mentir muchísimo. Cero. Menos 10. Es lo menos recomendable en una cita. Está prohibidísimo. Si mientes en una cita y sale mal nunca sabrás si es porque has mentido (y no has gustado con esa careta) o porque no tenía que ser. Y si sale bien llegará un momento en el que tengas que decir la verdad. Si gustas que sea porque te muestras tal como eres.

- Hablar de lo mucho que ligas. Ufff… ¡Qué pereza! Puedes tener una cita con alguien interesante pero realmente no te interesa lo mucho que puede llegar a ligar, es más, incluso te puede echar para atrás. Así que está prohibidísimo hablar sobre eso en una primera cita ¡o te pasarán de chulo/a!

Intentos patéticos de ligar | iStock

- Posturear y hablar mucho por el móvil. Otra de las cosas que no se pueden permitir es que “tu pareja” en una cita esté más con el móvil que hablando contigo. Sea por fotos que quiera subir a las redes o sea para informar a tus amigos. Si haces eso demostrarás que tienes más interés en las redes que en la persona que tienes enfrente.

- Hablar de que vas muy en serio. Puede que te veas con la otra persona frente a un altar, con un anillo en el dedo y con 3 hijos pero, como dice La vecina rubia, puedes hacerte ilusiones y que te queden preciosas… ¡pero en tu mente! La realidad es que no debes decirlo en una primera cita si no quieres que la otra persona salga huyendo.

- Hablar de cuando vas al baño. ¿Hay algo menos sexy que hablar de tus visitas al señor Roca? A nadie le importa cuantas veces visitas el baño y cómo lo haces ¡y menos a tu cita!