Los números de teléfono… Esos bienes tan preciados cuando no los tenemos pero a los que luego no les damos importancia. Cuando tenemos un número de teléfono no perdemos el tiempo ni en pensar cómo lo conseguimos ni cuándo, pero a la hora de que conseguir el de nuestro crush nos comemos la cabeza. ¡No le des más vueltas! Aquí van unas de las ideas más originales que tendrás para hacerte con él. ¿A qué estás esperando?

- He perdido todos los números. Si tienes a esa persona en alguna red social siempre puedes utilizar la táctica de “he perdido todos los números, por favor, enviádmelos de nuevo”. Eso sí, corres el riesgo de que lea el mensaje y jamás conteste, sobre todo si sabe perfectamente que el suyo no lo tenías…

- Vamos a hacer un grupo de WhatsApp para… Si compartes tiempo con tu interés sentimental en la universidad, en el trabajo o en el gimnasio, el grupo de WhatsApp siempre es una opción perfecta. Lo crearás para estar en contacto pero necesitarás el número de todos, ¡he ahí el truco! Además, te verá tomar la iniciativa, ¡otro puntazo!

Grupo de amigos analizando sus móviles | getty

- Haz una foto con su móvil. De esto que estás de fiesta y le pides una foto con tu grupo, así que para dar las gracias le dices: “ponte tú ahora con los tuyos, que os saco una”. ¿Y después? Pues obviamente se la tendrás que mandar, así que pídele el teléfono para enviársela en el momento.

- No me funcionan las llamadas. La excusa de “madre mía, me han dicho que e estaban llamando pero yo no recibo llamadas” es de las que más triunfa si sabes disimular. Apúntate el: “¿puedes probar a llamarme tú, por favor?” o “¿me dejas llamarme para probar?”

- No encuentro mi móvil. Muy en relación con la anterior propuesta. Llámate para encontrarlo y, por supuesto, ¡que no se te olvide guardar el teléfono luego!

- Da por sentado que ya tiene tu teléfono. Si habláis de quedar o veros en algún momento o si comentáis algo que hay que hacer o entregar, da por sentado que tiene tu teléfono con frases como “Luego mándame un WhatsApp y me dices, ¿vale?” No le quedará más remedio que decir: “pero si no tengo tu teléfono” y ahí ya ¡lo tienes resuelto.

- Pídeselo directamente. A ver, que es posible que te dé palo pero por una parte es algo normal hoy en día para estar en contacto y, por otra, es una gran baza para que sepa que estás interesad@ en él o ella, ¡piénsalo!