Flooxer Now » DIY

Hora de moverse

¡Protesto! Cómo iniciar una petición en change.org que funcione de verdad

La plataforma de peticiones online te ofrece la posibilidad de cambiar las cosas, pero para que tenga relevancia tienes que tener una serie de puntos en cuenta.

Una pequeña manifestación sobre el cambio climático

Getty Una pequeña manifestación sobre el cambio climático

Publicidad

Pocos son los que a día de hoy no conocen Change.org. Esa plataforma que nació para que todo el mundo pudiera iniciar una campaña o petición contra algo que quería que cambiase. Como suele suceder siempre, change.org ha conseguido cosas maravillosas pero también se han iniciado campañas que mucho se alejan de la realidad.

Desde peticiones para que un anónimo deje de ser virgen hasta la propia campaña para que cierre change.org. Sin duda un sinfín de ellas se han quedado en nada pero otras muchas han salido adelante demostrando que si la gente se une, se pueden hacer cosas grandes. Pero ¿cuál es el truco para que una campaña triunfe y tenga éxito en esta plataforma?

1. Ten una buena idea. La primera de las cosas es no crear la campaña más absurda del mundo. Parece un razonamiento simple pero a la vista está de que no todos han llegado a esa simple conclusión.

2. Ponle un título claro. En segundo lugar no quieres títulos que lleven a confusión sino que te dejen claro qué objetivo persigues con esa petición. Que no sea demasiado general (“que no tenga que ir a trabajar”) sino que sea algo más concreto (“que se trabaje los viernes desde casa”)

3. Elige bien a las personas a las que apuntar. Si pretendemos que nuestra campaña sea escuchada debemos apuntar a la persona adecuada para ello. No es necesario apuntar muy alto sino escoger a la persona que puede escucharnos pero, a la vez, tiene poder para tomar decisiones.

4. Haz una petición auténtica. Se ha demostrado que las peticiones que tienen más éxito es porque tienen cierta autenticidad en ellas, es decir, una dosis de realismo que a la gente “le toca”. No es lo mismo alguien al que pedimos que firme porque sí, que alguien al que pedimos que firme porque a su vecino le afecta directamente. Y no a su vecino sino simplemente un caso real. Si nos paramos a pensar esto no es tan difícil, prácticamente todas las peticiones que cumplen los puntos anteriores pueden ser auténticas y reales.

5. Gana apoyos. Teje una tela de araña. La firma individual es una señal de que a la gente -individual y personalmente- le importa lo que está firmando, por lo que si pides ayuda y movimiento, también se moverán. Empezar por un grupo pequeño e ir pidiendo que lo muevan por sus respectivos círculos te ayudará a ir creciendo. Además de las personas, también es importante mover tu campaña por sitios web en los que sepas que pueden ganas apoyos.

¡Todo listo para tu campaña! ¿Sabes ya qué petición vas a crear?

Publicidad