Flooxer Now » Muy Fan

JUEGO SUCIO

Chaturbate quiere hacerle la competencia a Twitch

La plataforma de contenido para adultos permitirá a sus streamers hacer gameplays e interactuar con sus suscriptores de forma más directa.

Chaturbate es un Twitch para adultos

alexvolot / Freepik Chaturbate es un Twitch para adultos

Publicidad

Hecha la ley, hecha la trampa; o en este caso, la competencia. Después del endurecimiento de las normas en Twitch sobre los contenidos que jueguen con la provocación o la sexualidad, el sitio de pornografía en directo Chaturbate ha decidido atraer a los streamers y usuarios de Twitch a su plataforma. A partir de ahora, los gameplays y las conversaciones serán algo habitual entre los creadores que allí se alojan y sus suscriptores.

De esta forma, Chaturbate se convierte en una opción mucho más atractiva para aquellos streamers que quieran añadir cierto carácter picante a sus directos (y para aquellos suscriptores que busquen ese tipo de contenido, claro está). Con OnlyFans irritando a sus creadores, y las normas de Twitch cada vez más exigentes, esta plataforma de streaming pretende colarse en el hueco que próximamente quedará vacío en el mercado.

Sabemos de más de un youtuber que estaría encantando de liarla con esta nueva función (ejem, Dalas, ejem), y es que ya nos podemos imaginar la infinidad de ocurrencias que podrían tener toda clase de creadores cuando conozcan esta nueva forma de monetizar su afición por el gaming.

Pero no todo son ventajas para los streamers. La lista de videojuegos admitidos por la plataforma es muy limitada, aunque se ha abierto un buzón de solicitudes para que cualquier empresa de videojuegos pueda hacer la petición de que su juego se incluya entre los que puedan probar los streamers de Chaturbate. Aunque está claro que, por el momento, no habrá profesionales del sexo jugando a League of Legends o a Fortnite en sus streams.

Sea como sea, los usuarios ya celebran esta noticia en redes, después de quejarse durante meses de los baneos que la plataforma imponía a aquellos que se grabasen jugando a videojuegos o reproduciendo algún otro contenido con derechos de copyright.

Publicidad