COMEBACK A LO GRANDE

Por qué desaparecer una temporada puede ser bueno para los influencers: la historia de Emma Chamberlain

Tras seis meses de ausencia, la creadora de contenido se ha convertido en tendencia mundial en su regreso, un paso atrás que le vino muy bien a creadores como Rubius (y parecen necesitar otros).

Emma Chamberlain, en la Semana de la Moda de París, el pasado

Emma Chamberlain, en la Semana de la Moda de París, el pasado Gtres

Publicidad

En los más de diez años que este redactor lleva relacionado con la esfera youtuber y alrededores, la frase que más veces ha oído de los labios de los creadores de contenido es la de "necesito desconectar". La profesión, a menudo denostada, de 'ponerse una camarita y grabar delante de ella' es mucho más exigente de lo que parece, y acaba con los nervios de más de uno y más de dos dentro del panorama profesional.

Nos acordamos de esto porque hoy ha vuelto a la palestra Emma Chamberlain, una de esas influencers planetarias que parece llevar una vida de lujo envidiable por cualquiera. No debía ser oro todo lo que relucía (y como embajadora de Cartier, relucía MUCHO), porque en 2021 dijo basta.

La ausencia de privacidad, la exigencia de crear contenidos a diario y un fandom que devoraba cualquier información que surgiera a su alrededor provocó un colapso que para nada es raro en el sector. Por eso, tomó la decisión de desaparecer justo antes de las navidades pasadas, un descanso que le ha venido de perlas.

Aunque se dejó ver en actos especiales, eventos influencers y similares, su exposición pública quedó reducida a dar señales de vida, algo que no todos los grandes hacen (¿alguien dijo Mangel?). Las vacaciones prolongadas le han venido bien hasta en términos de visitas, porque la conversación ha seguido con "dónde está Emma", y su regreso la ha convertido en tendencia planetaria.

 

Más allá de la fórmula utilizada (preguntar a neoyorkinos cuáles son sus lugares favoritos para comer tiene ese toque exótico para todo el mundo), el hecho de que sea su vídeo que más rápidamente ha alcanzado el millón de visualizaciones es una buena muestra de que las ganas por saber de tus creadores favoritos aumentan con su ausencia.

Le pasó algo parecido a Rubius, allá por 2018, cuando estalló de forma similar por su descomunal fama y perfeccionismo y publicó su famoso "Me Voy A Dar Un Tiempo". "Quería estar en todo, que saliera como yo quería, me exigía mucho, y acabé fatal", contaba en uno de sus streams, y el público lo entendió perfectamente. Nada más volver, sucedió lo mismo que con Emma.

 

Lo de dar un paso atrás, si es para reflexionar, está comprobado que funciona. Antes de su tremenda polémica por el caso CathyVipi, Xokas se confesaba "estresado y agobiado" con centenares de "whatsapps sin contestar" y ya planeaba entonces una escapada. Fue el escándalo lo que le obligó mentalmente a parar, pero en una semana poco tiempo tienes para reflexionar, y más cuando te vas a la fuerza.

Que se lo digan a David Dobrik, quien después de unas acusaciones muy feas (hizo que dos influencers se besaran cuando tenían los ojos vendados, sin saberlo estos) no levanta cabeza pese a una retirada importante del mundo de las redes. Moraleja: tómate un descanso cuando lo necesites de verdad, no cuando te obliguen tus cagadas. Just saying...

Antena 3 » Muy Fan

Publicidad