Elisa es la mejor estudiante, la mejor hija y la mejor amiga. Autoexigente y empeñada en no defraudar, se pasa la vida ayudando a la gente que tiene alrededor. Sobre todo a su hermano Javi, que desde que sufrió una larga enfermedad de corazón cuando era pequeño lo sobreprotege como si fuera su propio hijo. Ese instinto protector ha marcado su personalidad y todas las relaciones que ha tenido: Con su amiga Carlota, con su novio Guillem e incluso ahora con Joel, al que está ayudando con la integración al nuevo instituto.

Recientemente Elisa se ha enterado de que su hermano Javi está metiéndose en líos con trapicheos de droga. El último: Javi ha perdido un lote de droga que no puede devolver y no tiene dinero para pagarle a su dealer, Damián, un joven conflictivo y violento que no está dispuesto a tolerar a los morosos.

Semanas más tarde Elisa descubre que está embarazada. Destrozada y sin saber a quién acudir, le cuenta a Joel lo ocurrido. Cuando más perdida y vulnerable está, Elisa recibe un mensaje de BlackRabbit. La instrucción es clara, si no quiere que le cuente a nadie que está embarazada, deberá seguir sus órdenes, pero Elisa, de un día para otro, desaparece. Dejando sólo a un cómplice de su gran secreto: Joel.