Sabíamos desde hace tiempo que Instagram tiene unas condiciones de uso peculiares, por decirlo de alguna manera. Es verdad que la lógica no parece el patrón en el que se basa la plataforma de "las fotitos guays y políticamente correctas". Tan pronto censuran un cocido por violencia explícita como permiten la existencia de un perfil con imágenes muy calentorras por su interés artístico. El último en sufrir una confusa prohibición ha sido Rubén Doblás, alias ElRubius.

El habitante con más seguidores de Karmaland lanzó una sutil amenaza por redes dirigida a su buen amigo Mangel. Las dos estrellas de YouTube llevan años tirándose puyas tanto en vivo como en redes, y los dos son "residentes" del vecindario más elitista en Minecraft. De hecho, la participación de ambos en este culebrón ya ha sido motivo de conflicto en otras ocasiones.

 

El caso es que Rubius quería lanzar una advertencia a sus seguidores sobre sus planes dentro de la serie, que tenía como objetivo "reventar la casa de Mangel". Al parecer fue el tono fanfarrón y desafiante del texto el que condenó el post, que apenas duró un rato en Instagram. Porque la foto no podía ser más inocente, eso seguro.

 

Decir que Minecraft (o más concretamente Karmaland) incita a la violencia es un pelín excesivo. Es verdad que en los últimos días la cosa se ha ido un poco de madre, como muy bien resume el siguiente tuit, aunque todo forma parte del plan de cachondeo que nos contaba Luzugames hace unos días. Si no sigues cada capítulo, te puedes perder cosas mucho más graves que eso de que alguien arrase la casa de un vecino.

 

Siguiendo la broma, Rubius ha decidido volver a subir la imagen pero con un texto que no ofenda a los algoritmos de Instagram, que no parecen tener sentido del humor ni ser fans de Karmaland. "La resubo de nuevo diciendo que... te quiero mucho, guapo. No diré nada más", escribe el youtuber y añade como postdata algo que ya sabíamos todos: "Instagram no sabe rolear". Casi un millón y medio de likes le dan la razón.