El oficio de pescador es durísimo: madrugar todos los días un montón, estar lejos de casa, soportar el mal tiempo... y ver algunos de los seres vivos más feos que existen en el universo. Si el vaivén de las olas no es suficiente para marearte, hay veces que las redes suben cosas horribles a bordo. Justo lo que necesitabas para tener un sueño intranquilo sabiendo que estás rodeado por criaturas espantosas.

 

Es probable que muchas no las conoceríamos si no fuera por gente como Roman Fedortsov, un pescador ruso que desde su cuenta de Twitter no deja de sorprender al mundo con sus descubrimientos. Algunos de los peces que sube a la red social están catalogados por biólogos y otros son completamente desconocidos, pero en cualquier caso siempre tienen algo en común: dan miedo.

 

Fedortsov faena en aguas profundas y tiene su base de operaciones en Murmansk, una de las ciudades más occidentales de Rusia, así que tranquilo, no te encontrarás estos peces cuando vayas a Torrevieja. Prácticamente vecino de los finlandeses, el pescador tuitero se adentra a menudo en el mar de Barents, de donde saca desde peces con un ojo a bichos indescriptibles que si ya darían canguelo detrás de un cristal, no queremos ni imaginar lo que debe ser verlos en vivo.

 

Juegan en nuestra contra el aluvión de películas de tiburones, pirañas y pulpos gigantes que durante años han devorado en la ficción a multitud de bañistas. Si bien muchos de estos peces son inofensivos, nadie te quitaría un ataque cardiaco en caso de un cara a cara inesperado.

 

La cuenta de Roman lleva desde 2016 siendo un éxito, pero analizando los datos de gente que le sigue, hemos visto que tiene a veces tantos nuevos seguidores como gente que lo borra de su timeline. Comprensible sabiendo que de vez en cuando aparecen bichos horribles en una red social donde estamos más acostumbrados a las noticias, el cachondeo o los memes. No todos tenemos estómago para esto:

 

 

Si tienes curiosidad por lo que nada en las profundidades y no vas a darle vueltas a imágenes impactantes horas después de haberlas visto, en esta cuenta vas a descubrir cosas curiosísimas. Pero si ya te cuesta dormir después de un episodio de Terror.app o Pesadilla en la Cocina, lo más seguro es que las fotos de Fedortsov no sean para ti. Avisado quedas.