BENICASSIM | 14 AL 17 DE JULIO

Vuelve el FIB: El declive del mejor festival de España

El FIB fue uno de los primeros grandes festivales de España y durante muchos años el mejor de nuestro país. Ahora regresa en 2022 tras la pandemia con un cartel más modesto y superado por sus competidores.

Asistentes al Festival Internacional de Benicàssim (FIB)

Asistentes al Festival Internacional de Benicàssim (FIB) EFE/ Domenech Castelló

Publicidad

Vivimos en la época del boom de los festivales que este 2022 han vuelto con más fuerza que nunca tras la pandemia. Un ¿exceso de festivales? que están saturando el panorama musical español y generando una burbuja que en algún momento tendrá que explotar.

Pero para que ahora existan tantos macrofestivales como Primavera Sound, BBK Live, Mad Cool, O Son Do Camiño, Arenal Sound, Mallorca Live, Cala Mijas y muchos más por los que pasan algunos de los artistas más grandes del panorama musical han tenido que existir otros festivales antes que fueron los que abrieron el camino en los años 90.

Festivales como el Doctor Music Festival, que se celebraba en los Pirineos, y cuya primera edición en 1996 juntó en un mismo cartel a David Bowie, Suede, Sepultura, Blur, Iggy Pop, Patty Smith, Lou Reed y Moby y Massive Attack entre otros.

El Esparrago Rock que se celebró entre 1989 y 2003 durante 15 años en diversas ciudades de Andalucía. Un festival que fue creciendo y que, por ejemplo, en 1998 tenía un cartel lleno de grandes nombres nacionales que convivían con Faith No More, Dream Theater, Ocean Colour Scene, Bad Religion o Iggy Pop entre otros.

Y por supuesto el Festival Internacional de Benicassim, el que durante muchos años fue el mejor festival de nuestro país y uno de los mejores festivales de Europa.

El FIB fue el primer gran festival de España y durante muchos años el mejor de nuestro país. Ahora regresa en 2022 tras la pandemia, haber cambiado tres veces de manos, con un cartel más modesto y superado por sus competidores.

Un festival creado en 1995 por los hermanos Morán junto al fundador del sello Elefant Records, Luis Calvo y el creador de la revistar Spiral, Juako Expeleta. Desde 1997 los hermanos Moran quedaron al frente del festival que fue creciendo con los años en público, carteles y nombre.

Recuerdo perfectamente escuchar los conciertos y las entrevistas del FIB en Radio 3 gracias a las que descubrí a grupos como Belle and Sebastian entre otros.

 

En 2006 Vince Power, un empresario británico con vasta experiencia en la organización de festivales de música, entró en el accionariado de la empresa organizadora. El festival continuó creciendo, sobretodo en las islas británicas de donde venía la mayor parte del público, y todavía mantenía gran parte de su esencia cuando pude ir por primera vez en 2011.

Aquel año el FIB fue nombrado uno de los 10 mejores festivales de Europa junto a Glastonbury y Oxegen entre otros. El Primavera Sound llevaba celebrándose desde 2001, el BBK desde 2006, el Low Cost de 2008 y faltaban cinco años para la primera edición del Mad Cool.

El épico cartel de la primera de las cuatro ediciones del FIB que he disfrutado incluía nombres como The Strokes, Arctic Monkeys, Arcade Fire, Mumford And Sons y Portishead entre otros. Fue una de mis primeras experiencias en un gran festival con grupos internacionales y tanto el cartel, como el sonido, como la organización me parecieron brutales.

Aunque ha seguido manteniendo durante los años muy buenas cifras de público, carteles más que decentes y una organización impecable parece que la época dorada del FIB es cosa del pasado. Varios cambios en la organización sumados a dos años de pandemia han hecho que el FIB se haya quedado en la actualidad un poco por detrás de algunos de los principales festivales de nuestro país.

En 2020 el FIB iba a celebrar sus 25 años de vida pero llegó la pandemia, que canceló una edición donde iban a actuar Liam Gallagher, Khalid, Vampire Weekend, Foals, The Libertines, Two Door Cinema Club, Martin Garrix, Armin Van Buuren, The Kooks, Rita Ora y The Lumineers, entre otros muchos, y ya con 37.000 abonos vendidos. Un cartel sin duda potente pero que estaba bastante lejos de los carteles de las ediciones más míticas del festival que lo habian situado en la elite europea.

Este 2022 vuelve tras la pandemía con precios más populares entorno a los 70 euros y un cartel interesante pero poco ilusionante . Para el primer FIB poscovid, The Music Republic (la promotora española que tomó sus riendas en 2019) presenta cuatro días de música con poco nombre internacional relevante en el que destacan Izal, Two Door Cinema Club, Steve Aoki, The Kooks, Justice, Love of Lesbian, Tyga, Becky Hill, Mando Diao, Kasabian, La M.O.D.A., Nathy Peluso, Lori Meyers o Tom Walker.

Tanto la magia del recinto, la buena organización que siempre ha tenido el festival y el buen rollo que este tiene con Benicassim y sus playas jugaran a favor de esta edición. Es innegable que el FIB es un festival que continúa atrayendo grandes cantidades de público, que tiene un gran peso histórico, un gran nombre internacional y un legado que siempre estará ahí.

No sabemos qué pasará en el futuro entre tanta incertidumbre y tanta competencia. Tendremos que ver que tal funciona esta edición y ver que apuesta hace The Music Republic de cara a la edición de 2023, seguir por este camino o volver a intentar a traer a los grandes nombres de la música alternativa internacional que convirtieron al FIB durante años en uno de los mejores festivales de Europa.

Antena 3 » Música » Festivales

Publicidad