@BECARIA_

Las frases de autoayuda más monguers

Becaria analiza las frases de autoayuda más pestilentes e inservibles que existen desde "si quieres, puedes" a "no dejes que nada ni nadie te cambie".

Las frases de autoayuda más monguers

Las frases de autoayuda más monguers Pixabay

Publicidad

La secta de la autoayuda y la espiritualidad ocupa pasillos en las librerías que se miden en termotanques de insultos creativos cuando Argentina pierde un partido. Basura de todo signo y color con olor a cantimplora de lejía que se extiende a agendas, tazas, totebags y camisetas que hasta Alibaba se esmera en plagiar, todo enfocado al mismo público: a gente muerta por dentro que intenta aparentar alegría, optimismo y felicidad. Sal de ese camión cisterna blanqueador de dinero, no seas parte del timo y espabila.

"Si quieres, puedes"

Pero lo más probable es que no. No puedes volar hasta el sol, no puedes hacerte millonario leyendo libros de "Hágase usted rico" y abundancia, y lo más probable es que no puedas comprar el casoplón de diez millones de euros que Shakira y Piqué han puesto en rebajas tras la separación de su matrimonio adulto y maduro. Te la han metido doblada con la pantomima del "Si quieres, puedes", pero no, salvo que seas Clark Kent, Superman o Barack Obama, no hay gafas ni lentillas que por el hecho de ponértelas te hagan ver la felicidad; ni subiendo los "88 peldaños del éxito" verás más allá que haber caído a lo más bajo; ni "El poder del ahora", ni el mañana ni pasado. Que no te cuenten secretos. 

"Hoy va a ser un buen lunes"

Te han vendido que el lunes, el día siguiente al domingo, el día que aún arrastras la resaca o el jet lag de algún viaje de bajo presupuesto de fin de semana, puede ser un gran día porque es lo que le interesa al sistema y al muñón de tu jefe: que trabajes y produzcas por encima de tus posibilidades para su exclusivo beneficio a cambio de alrededor de cincuenta euros más, con un poco de suerte, los seguros sociales, que es lo que le costarás teniéndote todo el día pringado en su cortijo. Coge tu maldita taza de positivismo costumbrista capitalista y tírala por la ventana. Aplicable a cualquier día de la semana, ninguno es especial.

"Haz que sea posible"

Volvemos al "Si quieres, puedes", en la línea de "Hoy voy a conseguir todo lo que me proponga", pero no, qué insistencia, no vas a poder hacer muchas cosas posibles, y mucho menos las imposibles. Posiblemente, uno de los mantras más ridículos de la psicología positiva que a tantos cerebros huecos conquista para luego sus autores sabandijas bañarse con sus billetes optimistas. ¿O es que te has creído ese cuento de un ser imaginario que inventó el mundo en siete días narrado en la Biblia, el tocho más antiguo y vendido de la antiayuda?

"No dejes que nada ni nadie te cambie"

"Sé tú mismo", fiel a tu esmegma mental y tu desgracia. La contradicción de esa psicología positiva que busca constantemente hacerte mejor persona, aquí te dice que sigas siendo igual, ¿en qué quedamos? ¿Entonces para qué tanto libro, tanta frase, tanta agenda y tanta tipografía hortera en tamaños desproporcionados? Como decía también una taza que ayer vi en un escaparate: "Si la vida te da limones, la autoayuda me toca los cojones". Feliz día.

Antena 3 » Noticias

Publicidad