Flooxer Now » Salseo

"Ahora le toca a ella"

Dixie D'Amelio "no es ninguna segundona"

La hermanísima de Charli se reivindica en redes por los constantes rumores de que sus padres prefieren a la pequeña antes que a ella. En redes sociales ha asegurado que ella fue "la estrella de la familia durante 18 años".

Las hermanas D'Amelio, en una campaña publicitaria

Morphe Las hermanas D'Amelio, en una campaña publicitaria

Publicidad

La familia D'Amelio está que se sale: más de cien millones de seguidores en TikTok, un reality show en proceso, una marca de maquillaje propia... vale, en el amor no le ha ido del todo bien a Charli últimamente, pero con su hermana al menos se lleva genial... ¿o no tanto?

Dixie ha tenido que salir al paso de unos cuantos rumores y acusaciones de que no es la favorita de sus padres, y que recibe menos atención y amor su famosísima compañera de aventuras. Si nos fijamos en los números es evidentemente así: Charli es la top 1 en TikTok, y Dixie está en duodécima posición por número de seguidores.

Pero si el mundo se basara solo en números, serían los matemáticos los que gobernaran. Y no solo eso: Dixie está harta de que se la trate como a una segundona. "Yo fui la estrella de la familia durante 18 años", reivindicó por un Instagram Live.

"Yo era la estrella", insiste, "y Charli era la hermana de Dixie y no al revés. Los profes la llamaban 'la hermana de Dixie' y todo, y no me importa ni lo más mínimo". El padre de ambas se ha metido en el ajo asegurando que se siente vigilado por las redes sociales.

"Tengo que tener cuidado con lo que digo, porque siempre las hemos tratado igual", asegura Marc D'Amelio. "Si os dejamos ver las bromas que hacemos en casa, hay gente que va a pensar que nos portamos mal con ellas, cuando lo que hacemos es pasarlo bien. Somos totalmente normales".

Con el nivel de fama actual que han alcanzado, tiene toda la pinta de que están muy preocupados por la imagen que dan, hasta ahora más limpia que un vestido de comunión. Ni los cuchicheos de infidelidades ni el mediático 'Dramaggedon' de hace dos semanas parece hacer mella en su reputación.

Publicidad