Flooxer Now » Salseo

POLÉMICA

Taylor Swift vuelve a cargar contra Scooter Braun y su antigua discográfica: “Otro caso de codicia desvergonzada en la época del coronavirus”

Taylor Swift se ha pronunciado en contra de la decisión de su antigua discográfica de relanzar un disco de actuaciones en directo.

Taylor Swift

GTRES Taylor Swift

Publicidad

Taylor Swift ha vuelto a arremeter contra su ex manager, Scooter Braun, y su antigua discográfica. La cantante se ha demostrado una vez más transparente con sus fans y se ha pronunciado ante otro capítulo de la polémica pelea por los derechos de sus canciones.

Después de mucho pelear por lo que es suyo, la de Nashville decidió hacer pública la situación de acoso y chantaje que estaba viviendo por parte de Scooter Braun y su sello discográfico: se negaban a darle los derechos de sus canciones, de temas que le pertenecían porque la autoría es suya, e incluso cantar aquellas canciones que se encontraran en los seis disco que publicó con Big Machine.

Gracias a los ‘swifties’, la artista ha podido saber que su antigua discográfica ha preparado una especie de álbum de actuaciones en directo: “Esta grabación es de un programa de radio de 2008 que hice cuando tenía 18 años. Big Machine ha puesto la fecha como un lanzamiento de 2017 pero en realidad lo van a lanzar esta noche a medianoche”, ha comunicado a través de un texto que ha publicado en sus historias de Instagram.

 

“Siempre soy honesta con vosotros acerca de estas cosas, así que sólo quería deciros que este lanzamiento no está aprobado por mí. Me parece que Scooter Braun y sus patrocinadores financieros, 23 Capital, Alex Soros y la familia Soros y el grupo Carlyle han visto los últimos balances y se han dado cuenta de que pagar 330 millones por mi música no fue exactamente una decisión inteligente y necesitan dinero”, ha continuado Swift.

Recordemos que Big Machine le vendió los derechos de las canciones de la cantante a Scooter Braun por 330 millones de dólares. En opinión de la cantante esto se trata de “sólo otro caso de codicia desvergonzada en la época del Coronavirus. Tan insípida, pero muy transparente”.

Publicidad