Flooxer Now » Tips

EVITA LA PEREZA

Cómo despertarte con energía para ir a clase

Madrugar es toda una pesadilla, pero si encima lo queremos hacer con energía, puede llegar a ser una tarea imposible. En el vídeo te damos algunos consejos para levantarnos a tope, sin morir en el intento.

Publicidad

La vuelta a la rutina tras las vacaciones, e incluso después de haber pasado un fin de semana muy movido, puede hacer que nuestro cuerpo no quiera madrugar el lunes, y menos con las pilas cargadas. Aun así, existen ciertos trucos que puedes seguir para que esto no suceda. En el vídeo te explicamos algunos consejos para aplicar a tu rutina y empezar las semanas con más energía.

Por extraño que parezca, madrugar conlleva muchos beneficios para nuestro cuerpo y, sobre todo, para la mente. No solo es una astucia de nuestros padres para obligarnos a hacerlo, la Universidad de Harvard publicó un estudio afirmando que las personas madrugadoras tienen mayor éxito en las tareas que realizan.

Madrugar también hace que nuestra mente esté en calma, no solo por el hecho de no tener que correr desde primera hora, sino que podemos gozar del silencio y tranquilidad que da levantarse cuando aún los demás duermen. Este tiempo lo podemos ocupar en centrarnos en nosotros mismos y hacer las cosas que nos gustan sin interrupciones.

Aunque debemos tener fuerza de voluntad para hacerlo, si se ha descansado correctamente tendremos la suficiente energía para planificar el día sin sobresaltos y poder llegar a clase con la cabeza despejada.

Pero ¿por qué nos cuesta dormir?

Todos hemos tenido compañeros que nada más llegar a clase se duermen en el pupitre y, si no los tienes, es que ese eres tú. La explicación es sencilla y tiene que ver con la revolución de hormonas. El cuerpo, sobre todo en edad adolescente, tiende a no querer conciliar el sueño. Nos dormimos pasadas las once de la noche, si no es más tarde, y el organismo detecta que tenemos que descansar nueve horas, una más que en edad adulta.

La falta de sueño hará que la capacidad física y psíquica disminuya y, por lo tanto, la memoria, el rendimiento y el poder de concentración sean muy bajos. Existen alternativas para no aumentar nuestros niveles de estrés y levantarnos con energía, por eso, en el vídeo, te damos algunos consejos para llegar a clase con las pilas cargadas.

SEGURO QUE TE INTERESA

Por qué deberías dejar de usar pantalones pitillo

Publicidad