Si aun no eres usuaria de la copa menstrual porque te da asquete o no tienes claro cómo proceder con el cacharrito cuando estás fuera de casa, este artículo es para ti. Y si por el contrario ya la usas y estás encantada con ella pero cuando sales de casa a veces sientes confusión a la hora de ir al baño de bares y restaurantes, también es para ti. Estos consejos sobre cómo limpiar la copa menstrual cuando no estás en tu baño te harán la vida mucho más fácil, y la menstruación, también.

1.- Con una botella, en el retrete

Si eres de bolso grande y sabes que estás en esos días en los que tu cuerpo sangra sin reparo alguno, ten la precaución de llevar una botella de agua en el bolso. Obviamente puede estar vacía para que no te pese todo el día. En el momento en el que vayas al baño, antes de entrar en el retrete, llénala de agua en los lavabos públicos. Una vez dentro del retrete, cuando hayas vaciado la copa y hayas hecho tus necesidades, aclárala con el agua de la botella (siempre apuntando al inodoro, por favor), y termina su limpieza con un poco de papel higiénico. Introdúcete de nuevo la copa menstrual limpia y guarda la botella de nuevo por si vuelves a necesitarla.

2.- Que una amiga te vigile la puerta

Si no tienes botella y no tienes más remedio que vaciar tu copa y necesitas agua, echa mano de una amiga. Dile que se quede bloqueando la puerta del baño para que puedas limpiarla en el lavabo público. Eso sí, previamente echa la sangre en el WC, así solo necesitarás un pequeño enjuagado tan rápido que fijo que nadie te pillará. Ojo, esto no es muy higiénico, pero si no te queda otra, ¡tendrás que apostar por ello!

Copa menstrual | iStock

3.- Toallitas húmedas

Otra opción es llevar siempre en el bolso toallitas húmedas indicadas para las partes íntimas y cuando la vacíes en el retrete, limpiarla con éstas. Eso sí, ten en cuenta que estas toallitas no debes tirarlas al wáter porque no suelen deshacerse y que puedes irritarte la zona porque realmente no están hechas para que introduzcas en tu cuerpo sus componentes. ¡Así que solo es válido para ocasiones de emergencia!

4.- Baño de minusválidos

Si hay baño de minusválidos, no dudes en usarlo. Ahí tendrás un espacio cómodo, sin tener que salir a la zona común, y disponibles tanto el retrete como el lavabo donde enjuagar tu copa sin ningún tipo de problema. Hazlo con la mayor celeridad posible por si una persona minusválida necesita el baño, eso sí. Puedes pedirle de nuevo a una amiga que se quede en la puerta por si viene alguien a utilizarlo y que les diga que solo tardarás un segundo.

cómo usar la copa menstrual | iStock

A pesar de estos trucos piensa que la copa menstrual está diseñada para aguantar 12 horas sin ser cambiada, por lo que a menos que tu flujo sea muy intenso, podrás salir de casa y esperar a volver a ella para vaciarla.