Flooxer Now » Tips

TODOS DEBERÍAN SABERLA

La 'regla de los cinco segundos' viral en TikTok para luchar contra el 'body shaming'

Las redes sociales nos exponen a los comentarios de odio pero también pueden ser un mecanismo para contrarrestarlos.

La regla de los cinco segundos

@jjones451 | TikTok La regla de los cinco segundos

Publicidad

Las redes sociales han supuesto una revolución en cuanto a la comunicación. Gracias a ellas podemos estar conectados con gente de diferente partes del mundo, descubrir cosas que de otra forma sería imposible. Sin embargo, estas también conllevan una parte menos buena y es que nos dejan completamente expuestos.

Esto es algo que sufren sobre todo los influencers. Estas personas suelen recibir cientos de comentarios sobre su aspecto, su trabajo, cuestionando todo lo que hacen o dejan de hacer. Esto conlleva mucha presión y si no se gestiona bien puede desembocar en problemas para la salud mental como la ansiedad o la depresión.

Por eso es muy importante pensar siempre lo que se le va a decir a otra persona: ¿Nos gustaría que nos lo dijeran a nosotros? ¿Le puede sentar mal? Nunca sabemos cuál es la situación que está atravesando la otra persona al otro lado de la pantalla.

La usuaria de TikTok, Jordan Elisabeth, ha compartido con sus más de 500.000 seguidores un sabio consejo que le dio con su madre cuando era pequeña y que se puede trasladar perfectamente al mundo de las redes sociales para evitar la impulsividad de algunos haters (aunque hay algunos trolls a los que no se puede cambiar ni quieren hacerlo porque disfrutan viendo sufrir a otras personas).

A este consejo lo llama la 'regla de los cinco segundos' y tal y como ella misma dice en el vídeo que se ha hecho viral "no, no tiene que ver con la comida en el suelo sino con la apariencia de la gente".

 

Esta regla es muy sencilla: si ves algo en el físico o la apariencia de otra persona que no se pueda arreglar en cinco segundos, no lo menciones. Por ejemplo, Jordan Elisabeth enumera algunos casos: el peso, los dientes, las estrías, los granitos, las cicatrices... Estos son cosas naturales que mucha gente tiene y por las que no hay que avergonzarse, pero pueden crear complejo.

¿Y qué es lo que sí se podría arreglar en este periodo tan breve de tiempo? Pues si se te ha quedado algo de comida entre los dientes, si llevas el vestido o la falda metido por las braguitas o los calzoncillos sobresalen por tu camisa, o si te has dejado la bragueta abierta, si tienes un moco o una legaña... En estos escenarios podrías comentarlo pero de una manera educada ya que son 'despistes' que pueden ocurrirle a cualquiera.

"Es una regla de cinco segundos que todos tendríamos que saber. Si tienes hijos, enséñasela", dice al final del vídeo. "Entiendo que cuando te preocupas por alguien o te guste, te preocupes porque vayan bien pero piensa en lo que dices. Cómo lo formules marca la diferencia entre ser arrogante o un maleducado".

Publicidad