No estamos acostumbrados a escuchar confesiones personales de las figuras públicas, y mucho menos que sean ellas mismas las que abran de par en par su intimidad. Pero Hyuna y Dawn son unos artistas diferentes, capaces de coger las riendas de una entrevista hasta el punto de publicar un artículo donde ellos son los que hacen y responden las preguntas.

Ha sido para la revista Grazia, que en su número de diciembre (publicado hoy mismo) posan muy glamurosos y comparten detalles de su día a día. La sesión de fotos los retrata en actitud cariñosa a veces, y en otras muestra su faceta profesional, pero es en las preguntas donde está la chicha.

"¿Por qué no me cuentas cosas del trabajo?", le dice él a ella. La respuesta es un poco formal, pero el mensaje es muy claro: "Nuestras preferencias y las cosas que hacemos musicalmente son tan distintas que tenemos que ser muy respetuosos el uno con el otro. Y soy muy consciente de ese punto de rivalidad que tenemos". Vamos, que si eres cantante no le digas a Hyuna eso de "qué tal en el curro" cuando llegue a casa.

Dawn curiosamente opina igual: "En mi último trabajo quería mostrar quién soy realmente, así que busqué hacerlo con mi propia energía, sin compartirlo hasta haber terminado". Pero no es que no hablen, es que se guardan los asuntos profesionales para compartirlos cuando ya están publicados. "Una vez lo había hecho todo ya me diste consejo y lo agradezco, pero estoy orgulloso de haber mejorado por mí mismo".

También hablan sobre sus planes para lo que queda de 2019, donde sí mezclarán proyectos profesionales aunque no dan muchos detalles de cómo. "Quiero estar todo lo ocupada que me deje el cuerpo hasta finales de año", dice Hyuna en otro momento. "Me encantaría estar actuando y pensar de repente '¿ya estamos en 2020?'. Sería genial". De nuevo, Dawn está de acuerdo y expresa en la entrevista que desea que ambos tengan muchos compromisos profesionales.

La pareja dio el campanazo a primeros de año tras firmar con P-Nation, la discográfica de la superestrella PSY quien ya dio algunos detalles de cómo de picados estaban entre ellos por guardar la privacidad de su trabajo y la competitividad que les caracteriza a la hora de trabajar.