Daddy Yankee es uno de los reyes del reggaeton con colaboraciones en temazos como ‘Despacito’, ‘Soltera’ o ‘China’. El puertorriqueño ha sido siempre muy celoso de su vida privada y ha mantenido a sus tres hijos fuera del foco de la fama.

Sin embargo, su hija pequeña, Jesaaelys llega pisando fuerte. Al contrario de lo que se podría esperar, Jesaaelys no ha seguido los pasos de su padre dentro del mundo de la música y el reggaeton, sino que se ha convertido en toda una influencer del make-up.

La joven boricua de 19 años cuenta con 646.000 seguidores en Instagram y tiene su propio canal de Youtube, donde comenzó su andadura a principios de año y ya alcanza los 20.000 suscriptores.

Jesaaelys es maquilladora y comparte con sus seguidores todas sus creaciones y sus outfits: “Puedo decir que mi estilo no es el mismo de hace dos años. Mi opinión es que el estilo de cada cual depende de la personalidad y su manera de ser, y saber llevar ese estilo con seguridad. Un día decidí salir de mi zona de confort , ponerme lo que me diera la gana y poco a poco me he dado cuenta que todo lo que me pongo me queda bien”.

No tiene miedo a los cambios de look extremos y no duda a la hora de ponerse el pelo de colores excéntricos como el rosa fucsia o en tonos pastel degradados.

Es una amante del maquillaje llamativo y de tonos flúor. Además de enseñar sus técnicas a través de tutoriales en YouTube, Jesaaelys también organiza encuentros con sus seguidores para que la vean trabajar en directo.

La puertoriqueña es defensora del body positive y enseña continuamente cómo era su aspecto antes de adelgazar 50 kilos, a través del deporte y una buena dieta, para encontrarse más sana:

“Si estás leyendo esto y estás pasando por una situación similar, quiero que sepas que te entiendo y que la jornada no es fácil. Los cambios no se ven de un día para otro pero SE PUEDE. Ámate tal y como eres, acéptate. Acepta tu cuerpo y todas las imperfecciones que tiene porque TODOS TENEMOS. Nunca te sientas inferior a alguien por su “belleza” porque al final la belleza es relativa.”