A veces no hace falta abrir la boca para comunicarse y en el sexo, esta regla, no es ni mucho menos una excepción. Eso quiere decir que tu lenguaje corporal expresa muchas veces más de lo que dicen tus palabras y eso puede valernos para detectar si alguien es virgen o no. ¿Quieres saber si es su primera vez? Pues fíjate en estos detalles:

1.- Cómo te toca

Estos primeros gestos son de suma importancia para valorar si la persona que tienes enfrente tiene experiencia en cuestión de sexo. Si estás con alguien experimentado, sabrá perfectamente cómo tocarte, a qué ritmo y en qué momento. Sin embargo si notas que la torpeza y el nerviosismo se apoderan de la otra persona, sospecha, ¡puede ser muy tímido o ser su primera vez!

2.- Momento sujetador/bragueta

Este momento en el que una parte de la pareja intenta desabrochar un sujetador o bajar una bragueta, cuando se hace por primera vez, es similar a enhebrar una aguja, ¡parece imposible! Se atascará, no saldrá con facilidad y seguramente acabe necesitando de tu ayuda. ¡Este signo sí es delatador!

Sexualidad | sexualidad

3.- Si es chica, el himen es clave

Si lo que buscas es saber si la chica que tienes enfrente es virgen, su himen te lo aclarará. La primera vez que mantienes relaciones sexuales éste se rompe, a no ser que ya esté roto por una caída o situación similar del pasado. Puede haber sangre y estará tensa, ya que podrá pensar que va a dolerle la penetración.

4.- Si es chico, buscará ‘el agujero’

Si tu pareja es un chico y es su primera vez, lo tendrás muy claro a la hora de la verdad, porque seguramente no tenga muy claro por qué agujero debe introducir el pene. No te asustes si intenta hacerlo por la uretra, es decir, o por el contrario, por el ano. Ayúdale indicándole el camino correcto.

5.- No habrá muchos preliminares

Algo que caracteriza a las personas que mantienen relaciones sexuales completas por primera vez es la ansiedad por ese momento. Eso hará que los preliminares sean casi inexistentes para ellos porque en su cabeza solamente existirá ese momento en el que por fin podrán sentirse ‘desvirgados’.

Preservativos de colores. | Getty

6.- Dudas con el preservativo

Otro momento fatídico para una primera vez es aquel en el que se intenta poner el preservativo en el pene. El inexperto tendrá dudas de cómo hacerlo, puede hasta que intente ponerlo al revés y también puede correr el riesgo de abrirlo con los dientes para acelerar el trámite. Nunca permitas que hagan eso, ya que podría romperse el condón.

7.- El momento de acabar

El momento de finalizar el coito también es revelador: si es un chico el que tiene poca experiencia, seguramente eyacule a los pocos segundos, es normal, ¡no hay de qué preocuparse! Y si es una chica, seguramente no disfrute nada de esta primera experiencia, ¡es algo totalmente natural!

Tanto si eres virgen como si sospechas que la otra persona pueda serlo, lo mejor sería hablarlo antes de mantener relaciones para hacéroslo más fácil el uno al otro y disfrutar a tope. ¡No te cortes!