Nunca sabes de dónde te va a llegar la fama: puede ser por hacer una canción de actualidad, por posar junto a tu perro o simplemente por hablar el idioma de Shakespeare con fluidez siendo español. Sí, bueno, sabemos que todo el mundo tiene un "nivel medio" en nuestro país, pero lo de la chica que te vamos a contar va un paso más allá.

Carmen tiene 26 años, vive en Cádiz y rompe todos los estereotipos de los problemas que tenemos los españoles hablando inglés. "Tuve mucha suerte", nos cuenta; "Es como al que se le da bien dibujar o bailar, porque ha nacido con esa habilidad. Pues yo igual con el inglés".

En Twitter se hace llamar Gorgonapelides y en TikTok firma bajo el nombre de Salementerprise, y en ambas plataformas ha demostrado una habilidad inusual para hablar inglés que deja loco a quien lo ve. Con toda la naturalidad del mundo, en sus redes tiene vídeos donde comienza hablando como si fuera británica para acabar sorprendiendo con un acento 100% andaluz.

 

"Casi todo el inglés lo he aprendido viendo series", confiesa. "También trabajé de aupair tres años en Londres, aproveché para sacarme el C2 y aprender todo lo que pudiese antes de volverme". La inspiración, dice, le llega de "casos reales, menos la parte de volverme loca y matar a la gente, claro". Y sabe lo difícil que es eso de que "te juzguen o incluso se rían de ti por pronunciar palabras mínimamente mal".

En solo unos días se ha disparado en la red musical acumulando cientos de miles de 'likes', pero donde lo ha petado de verdad es en la plataforma del pajarito: las visualizaciones de sus vídeos superan de largo el millón de reproducciones, y la mayoría de comentarios alabando su increíble acentazo.

 

"Me he podido pasar días practicando cómo poner la boca para pronunciar una palabra correctamente, porque soy muy friki". Y recomienda que para alcanzar su nivel, hay que ver "todo en versión original, ir a tardes de intercambio de idiomas si se tiene la posibilidad, escuchar mucha música en inglés...". Y en caso de poder ir al extranjero, echarse amigos que no sean del mismo país, para "pasar el mayor tiempo posible interactuando con la gente nativa. Si puedo yo, ¡puede todo el mundo!"

 

Ella misma bromea en TikTok sobre que "ya es tó cuesta abajo", preguntándose si en algún momento volverá a crear algo gracioso. Aunque basta hablar con ella unos minutos (en español) para saber que está como unas castañuelas de contenta gracias a sus tuits virales. "Yo aún ni me lo creo", nos dice como despedida, mientras nosotros miramos también incrédulos lo bien que habla inglés. Se convierta o no en una influencer del inglés para españoles, habrá que poner en práctica sus consejos.