Hace unas semanas, Ibai Llanos comentaba en vídeo una serie de anécdotas con famosos que incluían a Lionel Messi o Yung Beef, si bien el encuentro más curioso que comentaba era con Kiko Rivera. "Me salió un número que no tenía en la memoria, descuelgo y me dice que es él", explicaba, para luego aclarar que tenía un proyecto en Twitch del que no daba más detalles. Puedes verlo en este vídeo a partir del minuto 4:50...

 

Pues bien, ayer se descubrió el pastel y resulta que el DJ se ha pasado este fin de semana a las ondas de internet para hacer un maratón musical. El reto era mantenerse 24 horas despierto mientas pinchaba música y hablaba con todos los que se pasaran por el stream, y ya de paso recaudar 10.000 euros para (a ver si lo adivinas) luchar contra el coronavirus.

 

 

El motivo no es el más original del mundo y no es, ni de lejos, la primera vez que alguien se queda sin dormir en directo, pero la personalidad del músico y la curiosidad de cómo se desenvolvería en un mundo que no es el suyo parece que le ha dado mucha popularidad en las últimas horas.

 

Días antes del stream benéfico hablaba con Susanna Griso sobre cómo afrontaba este reto, asegurando que se había preparado para el esfuerzo de no dormir y que no estaba pasando apuros económicos, como algunos medios señalaban. "Vivimos de ahorros y del trabajo de mi mujer", le dijo a la periodista.

 

Más allá de las bromas y vídeos cachondos que la gente ha hecho en redes, nadie puede negar que la jugada le ha salido bien a Kiko. Lleva un mes y medio haciendo directos en Twitch, y la madrugada de ayer consiguió picos de más de 20.000 espectadores, una cifra impresionante para alguien que está empezando. Habrá que ver si es cosa de un día o bien puede mantener esos números; a él, mientras, que le quiten lo bailao en Tik Tok, y nunca mejor dicho.