EXPLOTÓ LA PISTA

De Bizarrap a Maneskin: lo mejor del Coca-Cola Music Experience desde dentro

Asistimos en fila 0 al espectáculo sin precedentes que montó la marca de bebida con un festival de lo más family-friendly (y eso es bueno)

Bizarrap en el CCME 2022

Bizarrap en el CCME 2022 Carlos J. G. / Flooxer Now

Publicidad

Al final no vino Quevedo al CCME 2022 pero solo se le echó de menos durante un período muy corto de tiempo. La marca de bebidas hizo que se olvidara cualquier ausencia con un espectáculo que ya quisieran festivales más asentados (y que se celebran en el mismo terreno).

De accesibilidad relativamente difícil, el Espacio Valdebebas fue un paraíso para los que no querían apretones y buscaban un poco más que música. Esos suelen ser los chavales con poca experiencia festivalera, y muy pocos quedaron con ganas de más.

"Ni había soñado algo así", decía Aitana, de 15 años, acompañada de su madre Irene, de 41. "Venimos a ver a Maneskin y la convencí para no madrugar mucho, que tampoco hace falta". Tiene razón porque pese a haber un 'todo vendido' había espacio de sobra para las 50.000 personas que se dividieron en los dos días de evento.

Los italianos fueron el plato fuerte del sábado, impresionados por la audiencia cuando pidieron encender las luces para ver cuánta gente había cantando sus temas. "Joder, qué puta pasada", dijo en inglés para que no se molestaran los padres (y porque no saben mucho español).

Con todo, se atrevieron con una muy celebrada versión de 'Tengo la camisa negra' de Juanes, y un muchísimo más friki 'I wanna be your dog' de Iggy Pop y los Stooges. Por cierto, además del espectáculo de Damiano bajando al foso, impactante ver a Victoria luciendo pezón delante de las cámaras sin censura, no como en ciertos premios.

Los CCME empezaron fuerte la tarde del viernes con una sucesión puntual y sin solaparse los artistas, que desfilaban por solo un escenario con nombres tan potentes como Belén Aguilera o Manuel Turizo (aclamadísimo bachatero que además subió a alguna afortunada a bailar con él).

Pero honestamente todo sonó un poco a aperitivo para lo que estaba por venir con Bizarrap. Los animadores de la fiesta no paraban de recordar el plato fuerte del festival, y el argentino estuvo a la altura con una sesión que incluyó, ojo, guiños trap a Avicii. Chúpate esa.

20 minutazos de sesión aparentemente grabada, algo que al público le dio igual. "Repito afónico porque ayer lo dimos todos con lo de Quédate", nos confirmaba Raúl (40 años) al día siguiente en la zona VIP. Por cierto, allí se dejaron ver influencers top como Lola Lolita con Ibelky, pero bastante a su bola.

Porque... ¿hay algo más democrático que los VIP vean peor el concierto que los ciudadanos de a pie? Vale, había barra libre, mini piscina y pinball para los asistentes top, pero los que de verdad disfrutaron son los de la pista. Ah, y bebidas a un euro, un lujo inédito en festivales, junto a la típica noria del recinto, coches de choque y un montón de sitios para retratarse Instagram Style o hacer tiempo hasta que lo gordo empezara.

Lola Índigo, Chanel (muy breve) o Emilia también pusieron a tono (cada uno dentro de su estilo) a una audiencia deseosa de cachondeo y una organización de diez: ni agobios, ni multitudes, ni colas locas para nada. Bebidas asequibles (a ver, ¿quién organiza esto? Pues eso), césped artificial de suelo, coches de choque gratis, buen sonido, luces increíbles... ¿qué mas quieres?

"Nunca he estado en un escenario así y me encantó", nos contaba Ptazeta una hora después de que todo cerrara. "Se lo debemos todo al públcio, y no es una obviedad, es que vaya verano de festivales. Qué suerte hemos tenido".

Antena 3 » Música

Publicidad