CUIDADO EXTREMO

¿Cuáles son los protocolos de las discotecas ante una agresión sexual?

Con algunos ejemplos muy mediáticos en la memoria de todos, repasamos cuál es el procedimiento que llevan los clubes nocturnos en caso de detectar cualquier rastro violencia de género, y por qué es importante estar sensibilizados y formados en atención a las víctimas.

Los clubes nocturnos, bajo lupa

Los clubes nocturnos, bajo lupa Aleksnder Popov / Unsplash

Publicidad

Hemos visto demasiadas veces en las noticias cómo jóvenes que solo pretendían pasar una noche de fiesta acaban con traumas de por vida en encuentros no consentidos. Los locales de ocio nocturno, salas de concierto, bares o festivales de música son espacios de encuentro y relación que, por desgracia, a veces se convierten en el escenario de comportamientos que impiden que todo el mundo pueda disfrutarlos libremente.

Es por eso por lo que se han activado a nivel nacional y autonómico diferentes iniciativas que abordan temas de violencia sexual en ámbitos como la educación, la sanidad, la rutina laboral o, por supuesto, el entretenimiento, donde llevamos años escuchando con pelos y señales agresiones, y no tanto cuáles son las formas de responder ante ellas.

En Barcelona, por ejemplo, existe un protocolo conocido como 'No Callamos', que pretende concienciar y sensibilizar a los locales que se adhieran al mismo con formación al personal. Así, si tuvieran que enfrentarse a una situación en la que algún cliente les informa de un caso de violencia sexual, sabrán exactamente qué es y cómo actuar.

En la capital catalana hay 39 locales adheridos, entre los que destacan algunos nombres tan emblemáticos como Razzmatazz, la Sala Apolo o Luz de Gas, además de grandes centros como el Palau Sant Jordi y el Estadio Olímpico, además de festivales tipo Sónar o Primavera Sound. En el resto de España hay planes similares en ciudades y capitales de provincia, pero tanto por su vida nocturna como por la importancia de los eventos que con frecuencia celebra, Barcelona es un buen ejemplo.

El protocolo es muy sencillo: se debe atender a la víctima con toda la premura posible, apartarla del bullicio acompañándola a un espacio seguro y privado, y una vez allí hacerle saber que puede tanto denunciar los hechos como recibir asistencia médica. También preguntarán sobre personas cercanas a las que avisar, si lo necesitara. Siempre se recomienda dar una "presunción de veracidad" a cualquier aviso que reciban, y por supuesto llamar a los servicios de emergencias de manera preventiva.

Las víctimas son en su inmensa mayoría mujeres, y más allá del ámbito del ocio nocturno también hay instrumentos para implicar al conjunto de la sociedad en la lucha contra la violencia machista y extender, de forma masiva, la información necesaria para saber cómo actuar ante un caso de violencia contra las mujeres. Es lo que se conoce como Punto Violeta, que recoge pautas para actuar, información sobre las manifestaciones de la violencia machista y cómo detectarla. La tienes por aquí, por si quieres investigar un poco más por tu cuenta.

Antena 3 » Noticias

Publicidad