Cuando no tienes sexo, tu cuerpo lo nota, y tu mente también. ¿Has parado alguna vez a pensar qué cambia en ellos cuando no consigues darle gustirrinín a tu body? Te lo contamos detalladamente para que entiendas que no tener relaciones no te hace demasiado bien…

1.- Hola estrés y tristeza

Cuando tienes un orgasmo, todo tu cerebro se inunda de dopamina, oxitocina y serotonina. Y estas hormonas lo que consiguen es darte calma, bienestar y autoestima. Obviamente cuando dejas de tener sexo, tu cuerpo echa en falta estas sustancias químicas que tanto bien le producen y se pone mustio… ¿Cómo las encuentra artificialmente? En el dulce. Por eso te dan ganas de comer más guarrerías, y por eso dicen que el chocolate es el sustituto del sexo…

2.- Te bajan las defensas

La mejor campaña antigripal sería fomentar el sexo, sí señor, pero igual los encargados de hacerlas no han caído en ello todavía. El caso es que cuando tienes relaciones, aumenta la inmunoglobina en tu cuerpo, y esta hormona es un anticuerpo que defiende tu organismo de ataques externos, por lo que hace que estés bien defendido ante virus, hongos y bacterias. Eso significa que si quieres estar sano, el sexo puede ser tu gran aliado. ¡Dile adiós a los antibióticos y hola a los orgasmos!

3.- Disminuye la líbido

Este punto es muy importante, porque en el sexo la frecuencia hace que se tengan ganas de practicarlo más. Vale que cuando estés una temporadita sin él habrá unos días que te subas por las paredes, es normal, pero realmente el cuerpo reacciona a la actividad sexual cuando la tiene presente. Esto es debido a que cuando el cuerpo deja de experimentar orgasmos y sensaciones de placer durante un tiempo, tiende a dejar de buscarlas, ¡porque es como si se le olvidara de que están ahí! Al final somos todos animales de costumbres claramente.

4.- No estás en forma

¿Para qué ir al gimnasio cuando puedes tener sexo? En cada relación sexual se queman como mínimo 115 calorías cada media hora. Obviamente esta cifra varía en función de las condiciones en las que lo practiques (no es lo mismo en una sauna que en pleno invierno), y la manera (hay posturas que pueden hacerte quemar mucho más). Por eso cuando tu cuerpo nota la falta de sexo es como si dejara de ir al gimnasio, y ojo porque cuando lo retomes pueden aparecerte las temidas agujetas.

5.- Tu memoria pierde facultades

Aunque no lo creas la memoria no solo se ejercita con apps, ¡también manteniendo relaciones sexuales! Porque los orgasmos favorecen la producción de nuevas neuronas en el hipocampo, que son las encargadas de tu memoria a largo plazo. Así que si quieres tener muchos recuerdos el día de mañana, ¡no dejes que tu cuerpo esté sin sexo mucho tiempo!