EXCUSATIO NON PETITA

Natalia Osona se marca un 'Natalia Osona': el porqué no fue a la última fiesta de Dulceida

La popular creadora de contenido y empresaria quiere evitar otra polémica al estilo de la de los Premios Ídolo, cuando reclamó su asistencia ("porque tenía que estar ahí") y replica la reciente controversia de Natalia Lozano en una situación muy similar. Banderita blanca en esta ocasión, y sin embargo queda hueco para el salseo.

Natalia Osona en su llegada a los ESLAND

Natalia Osona en su llegada a los ESLAND Toni Villen / Fan Content

Publicidad

Si en Twitch la frase más repetida entre los creadores de contenido es "se vienen cositas", en el postureo instagramer vendría a traducirse como "me preguntáis mucho por" [inserte aquí su tema random]. Pues bien, la última en unirse a tan extendida práctica no es otra que Natalia Osona, y el objetivo de sus explicaciones es aclarar algo que no hizo: acudir a la última fiesta de Dulceida.

La influencer máxima española andaba de celebración la semana pasada con su docuserie 'Dulceida al Desnudo', epicentro de ídolos de las redes y aspirantes (guiño-guiño) donde ruedan cabezas para poder asistir. Que se lo digan a Natalia Lozano, que tras exigir una entrada VIP consiguió un pase general que la obligó a juntarse con los mortales. Y después, a quejarse por ello.

Algo similar sucedió con su tocaya Osona a principios de este año, cuando en una situación similar (los lustrosos Premios Ídolo) consideró que ella tenía que estar convocada. "Así me lo reconocieron los organizadores", recuerda la especialista en belleza, "y yo creo que allí debe estar desde el más nuevo al más antiguo de los creadores de contenido, un amplio espectro en el que me incluyo". Hombre pues claro.

¿Y por qué no fue a la última premiere de Dulceida? "No estaba invitada a la fiesta", reconoce sin tapujos ni el menor rastro de rencor, si bien las redes a veces se la tienen jurada. "No me creo mejor ni peor que nadie y no tengo ningún problema con ella, al revés", dice, pero aclara que lo de "al revés" no es que Dulceida tenga un problema con Natalia, sino que la ha apoyado desde su marca (Glowrias) con un importante "esfuerzo económico", que no tanto "moral". Oye, es lo que dice.

Osona añade para que veas que no hay mal rollo alguno (ejem) que Ana, la madre de Aida, le ofreció hace años formar parte de IN Management, la agencia de representación que lleva a su troupe influencer. "Por circunstancias no cuajó, pero me hubiera encantado formar parte de ella y me hubiera venido superbien". Mmmmmm, ¿seguro que no hay rencillas? ¿Por qué 'circunstancias' no cuajó?

Con eso de que se haya desplazado a París y que tenga también una residencia temporal en Andorra, Natalia asegura estar "rechazando ir a muchos eventos, por ejemplo el de Cuore, el de Forbes, y muchos más", concluye como aquel chiste de los Simpson con "Mark Hamill, Alf y muchos más". Aunque si lo piensas, tiene todo el sentido del mundo.

La frase de "aparte yo voy mucho a mi bola", una de las últimas en su comparecencia tiktoker, es una que la define a la perfección. Yo me quedo con aquella cita de Natalia Lozano cuando no entró donde quería en la fiesta de Dulceida: "Seré una repudiada, pero estoy impresionante".

Antena 3 » Muy Fan

Publicidad