Flooxer Now » Gaming

Ataque de un troll

TheGrefg, baneado de Twitch por un extensor de penes

Un despiste del youtuber, indicando una dirección web desde la que estaba emitiendo, provocó que un troll se colara en su retransmisión con triste (pero erótico) resultado.

TheGrefg, youtuber y empresario

Heretics TheGrefg, youtuber y empresario

Publicidad

Que hay que tener cuidado en internet lo sabe hasta el usuario más básico de las redes. No digas nunca tu dirección, no compartas contraseñas, no mandes fotos a nadie, cuidado con tus datos personales... lo que pasa es que hasta siendo un experto, puedes cometer un fallito. Y te puede salir muy caro.

Es lo que le sucedió a TheGrefg hace unas semanas, cuando por error dejó ver la URL (dirección web) desde donde estaba emitiendo con sus colegas del Escuadrón Salchichón. El murciano no tuvo cuidado al realizar un streaming en el que estaban todos jugando, haciendo pública una manera para entrar en el servidor donde ellos echaban tranquilamente unas partidas.

 

De repente apareció en directo un vídeo de un tipo que explicaba su "buena experiencia" con un aparato que servía para alargar penes, con detalles muy gráficos y enseñando, orgulloso, el resultado. Es una infracción grave de la plataforma, que con su política de 'family friendly' no permite ningún tipo de desnudez o contenido erótico.

"Intenté quitarlo lo más rápido que pude", asegura TheGrefg, a quien se le cortó la respiración mientras veía cómo le trolleaban. "Fíjate en las caras de los chicos en Calvaland", dice en un vídeo donde recupera (censurado, of course) el momento tenso de aquella retransmisión.

 

"Al chaval que se metió en el canal de Watch Together: creo que es el mejor trolleo que me han hecho en mi vida", y de hecho asegura que ese no era el motivo real del baneo, sino que se trataba de la segunda vez que publicaba por error un desnudo. "En un evento del Agujero Negro de Fortnite, pinché en un retuit de Auronplay, que era un vídeo donde un usuario enseñaba el suceso del juego en una pantalla, se giraba, ¡y enseñaba el enorme ano de su primo!".

TheGrefg ya ha vuelto a la normalidad, aceptando con diplomacia el castigo: "¿Me jode el baneo? Sí. ¿Lo acepto y lo respeto? También". Seguro que a partir de ahora también tiene más cuidado a la hora de retransmitir o a pinchar en retuits de desconocidos.

Publicidad