TheGrefg se ha pasado unos cuantos días calvo, pero de tonto nunca tuvo un pelo. Como amante de los coches deportivos y persona relevante del panorama youtuber, el murciano fue invitado la semana pasada a una presentación especial de una elitista marca de vehículos en Barcelona. Y claro, salió prendado de uno de los maquinotes.

Según explicaba en un post publicado en Instagram, llegó a un acuerdo con los responsables del único concesionario de McLaren en España: si una foto junto al último modelo de la marca alcanzaba medio millón de likes, se lo dejaban durante el finde.

Un reto no muy complicado para alguien que mueve los números de TheGrefg, así que al día siguiente de subir el post se pasó a por las llaves de un bicho con 720 caballos de potencia. Casi duplicando la cifra solicitada, es normal que estuviera ilusionado: "Sé que todo esto es un sueño y en cualquier momento me despertaré... Aunque sea un youtuber de videojuegos, me he esforzado al máximo en grabar el mejor contenido posible con este coche prestado, es un privilegio y quiero compartirlo con quien le debo todo esto, vosotros".

En un tono mucho menos solemne comienza el vídeo en sí, explicando que el verdadero coche de sus sueños es uno eléctrico pero que, en fin, no le iba a hacer ascos a un McLaren. Después explica que hacer autostop en Andorra es algo de lo más normal, y para demostrarlo recoge a cuatro personas que no ponen ningún reparo en subirse a su descapotable.

 

Un paseo que ninguno de ellos olvidará, ya que el youtuber se asegura de lucir las virtudes técnicas de su carraco. Algo similar hizo el día anterior con sus colegas del Escuadrón Salchichón: tres colegas suyos de profesión con los que comparte casa y pasiones, aunque ninguno de ellos se había montado jamás en un coche de esas características; no todos los días te puedes subir a un monstruo como ese. Ni falta que hace... (decía el redactor mientras se moría envidia).