Flooxer Now » Muy Fan

OLVIDONES CON CORAZÓN

Jordi Wild y su aplaudida reflexión sobre sus memes: "Yo me beneficio, pero no lo hagáis a cualquiera"

Tras un trending topic eterno, el catalán pide a su millonaria audiencia que "no apliquen el ciberacoso a personas anónimas". Eso sí: a él le encanta el bombo que le han dado.

Jordi Wild en uno de sus vídeos

El Rincón de Giorgio Jordi Wild en uno de sus vídeos

Publicidad

Cinco días en la cima de Twitter a nivel nacional es algo que ni Ibai ha conseguido. Una tendencia de lo más random ha hecho que Jordi Wild no se baje ni a tiros de lo más comentado de esa red social, en una mezcla de homenaje, cyberbullying, cachondeo y autocrítica que ya forma parte del argot influencer.

Sin embargo, el propio Jordi piensa que cosas como la que le han pasado a él pueden tener mucho peligro: "Voy a ser muy claro, sincero y realista: yo me beneficio de esto, a mí no me va mal. He ganado una cantidad brutal de seguidores en redes sociales, y a nivel económico sé que este vídeo va a monetizar de lujo".

Se refiere a su clip repasando con humor los memes que no han parado desde el finde pasado, todo por una bola de nieve gigante que nadie sabe apuntar a un origen. "Soy una figura pública, sé perfectamente a lo que me expongo, y además formo parte del colectivo más troll de todo el universo (streamers, youtubers y todo eso), [...] y no solo me la pela completamente sino que me hace gracia".

Es evidente que se ríe del asunto -"mis amigos y yo tenemos un cachondeo brutal con los memes"-, y tras subrayar que saca provecho de esa situación que ahora vive, recuerda que no es algo que pueda pasar cualquiera sin padecer penurias a nivel personal.

"Me refiero a gente que va a colegios o institutos y que recibe ese mismo tipo de trato, sin sacar ningún rédito más allá de la ridiculización que se hace de su persona", explica, señalándolo como acoso puro y duro. "Antes, cuando tenías un problema con alguien podías solucionarlo cara a cara; hoy en día, con internet, ya no".

"Una foto mala te la pueden coger y arruinar años de tu vida, y todo bajo la cultura de los memes". Jordi asegura que reírse de sí mismo a él le parece sano, pero lo dice a sus 37 años, con épocas de popularidad muy baja que ha sabido capear con autocrítica, y desde una posición cómoda a nivel profesional y económico.

"Yo me río de estas cosas porque hace años que no me tomo estas cosas en serio. Pero hay mucha gente a la que esto no se lo debéis hacer. [...] El cyberbullying está a la orden del día, es algo gravísimo y muy difícil de detener. Que hagáis cachondeo de Ibai, de Auron, de Rubius o de mí es normal. Va en el pack, y cuando miramos nuestras cuentas bancarias nos reímos más, pero a personas anónimas le podéis arruinar la vida con la ridiculización". Palabra de Jordi, y de esto es difícil hacer un meme gracioso.

Publicidad