Flooxer Now » Muy Fan

SOLO PIDEN RESPETO

Qué son los fancams y por qué los seguidores del K-pop han arrasado en redes

Los detractores del K-pop han pasado del odio al amor debido al fenómeno de los fancams kpoperos que han inundado las redes sociales esta semana llegando incluso a colapsar una app policial.

Aficionados al K-pop en un concierto de BTS

Getty Aficionados al K-pop en un concierto de BTS

Publicidad

Dicen que del amor al odio tan sólo hay un paso y esto es lo que les ha pasado (a la inversa) a los detractores de los fans del K-pop.

La capacidad de movilización de los fans del pop coreano (kpoperos) es digna de admiración. Por ejemplo, los seguidores de BTS se hacen llamar ARMY, y no es para menos, pues aplican la misma disciplina que un ejército.

Esta similitud con el adoctrinamiento militar, por su capacidad de sacrificio y entrega, se puede trasladar a casi todos los términos, ye s que su afán porque sus idols conquisten el mundo les lleva a invadir las redes sociales con spam, sobre todo en Twitter.

Su modo de actuar consiste en comentar cualquier tweet con diferentes tipos de contenido multimedia sobre el K-pop. De ahí que los fancams se hayan vuelto un suplicio para muchos tuiteros, que no pueden hacer scroll tranquilamente por su timeline sin encontrarse con alguno de estos vídeos de artistas coreanos.

Los fancams no se tratan de otra cosa que de vídeos grabados por los seguidores en los conciertos de sus grupos predilectos. Según Urban Dictionary, en el mundo del K-pop estos vídeos (que suelen mostrar a los artistas coreanos bailando) suelen colocarse (o mejor dicho colarse) en cualquier hashtag para aumentar las visitas y que engorde así la influencia que tienen.

 

Las kpoperas eligen un objetivo como, por ejemplo Ibai Llanos, y acribillan a spam de k-pop todos sus tweets. Hay hasta quienes han creado una estrategia ofensiva para frenarlas como la cuenta policía del K-pop, que recopila los memes que han ido surgiendo para llevarles la contraria intentando hacerles comprender que a ese tipo de público no le interesa el K-pop.

 

Sin embargo, de la noche a la mañana, esto que estaba visto más bien como un incordio por gran parte de los usuarios de Twitter, se ha convertido en la herramienta perfecta para generar ruido y hacer frente a algunas tendencias que han surgido en esta red social. Un ejemplo de ello han sido los hashtag que se han creado en contra de las protestas por la muerte de George Floyd y la lucha antiracista.

 

 

Las kpoperas se han volcado en contra de aquellos que critican y cuestionan que no haya brutalidad policial ni una discriminación hacia las personas negras. Después de hasta colapsar una app creada por la policía de Minneapolis para denunciar a los manifestantes que acudían a las protestas, se han unido también en contra del machismo.

 

 

De esta manera los fancams han evolucionado y ahora utilizan a los chicos bailando sobre fondos de lo más random como si fuera el filtro efecto chroma de TikTok.

 

 

Después de haber ganado tanta popularidad, reconocimiento y halagos, los fans del K-pop lo único que piden es que se les respete en redes sociales sin importar sus gustos.

 

Publicidad